Dictan primer fallo de restitución de tierras despojadas por las Farc

Foto: google.com

Un juez colombiano dictó hoy el primer fallo de restitución de tierras a favor de una víctima de la guerrilla de las FARC a la que devolvieron 3,92 hectáreas usurpadas hace diez años.

Además de ser la primera vez que se restituye a una víctima de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la decisión se adoptó en el tiempo récord de dos meses, informó en un comunicado la oficina de prensa de la Unidad de Restitución de Tierras, creada para este cometido.

Según esa oficina, las presiones de los guerrilleros sobre la familia que vivía en esa parcela del caserío Ataco, en el departamento del Tolima (sur), los obligó a abandonar sus tierras hasta dos veces.

El fallo, emitido por un juez de la ciudad de Ibagué, también pide a la fuerza pública que coordine las acciones “necesarias para garantizar la seguridad del reclamante y el cumplimiento efectivo de todas las medidas establecidas en el fallo”.

El juzgado decretó medidas complementarias como la condonación de impuestos desde el abandono hasta finalizar el presente año y pide que el afectado sea vinculado al programa de alivio y condonación de cartera por deudas adquiridas que no hayan podido ser cumplidas a causa de su desplazamiento forzoso.

La víctima que explotaba el predio junto con su familia abandonó por primera vez su finca en 2001, en medio de una ola de violencia en esa región por los combates entre la Fuerza Pública y las FARC.

En aquel momento, otros 800 campesinos de la zona también se desplazaron y abandonaron sus hogares.

En 2003, la familia retornó a su predio, pero nuevamente la violencia les obligó a abandonar sus tierras.

A comienzos de este año, la gubernamental Unidad de Consolidación y Reconstrucción Territorial informó de que las FARC tenían predios hasta de 42.000 hectáreas a nombre de testaferros.

En un informe de octubre pasado, la Unidad de Restitución de Tierras anunció que había recibido 26.082 demandas de personas despojadas que buscaban recuperar 1,94 millones de hectáreas, en virtud a la Ley de Víctimas y de Tierras que entró en vigor en enero de 2012.

Por esa Ley, el Estado colombiano se ha comprometido a restituir 3,5 millones que fueron abandonadas por desplazados o les fueron arrebatadas por grupos paramilitares y guerrilleros.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos han calculado que los más de 5,5 millones de colombianos expulsados de sus tierras desde 1985 abandonaron o perdieron cerca de seis millones de hectáreas.

Y según el Ministerio de Agricultura, las FARC pueden ser “responsables del 35 por ciento de las tierras despojadas o abandonadas” en Colombia.

El problema de las tierras es el primero que el Ejecutivo de Santos y las FARC abordan en los diálogos de paz, cuya segunda ronda comenzó hoy en La Habana. EFE