Cocchiola: El presupuesto 2013 demuestra el desprecio del Gobierno por el pueblo

ARCHIVO

La aprobación del presupuesto para el año 2013, por parte del Psuv en la Asamblea Nacional, tal como lo mandó el Ejecutivo, demuestra que el Parlamento ha sido mutilado en sus funciones, y también es una prueba de que el Gobierno desprecia al pueblo que dice defender.

La afirmación la hizo el diputado de la AN, Miguel Cocchiola, quien rechazó que la bancada socialista “se haya arrodillado ante el
Ejecutivo, permitiendo que se haga este presupuesto que no soluciona los problemas del país, que es una mentira y que no representa los
ingresos que percibe realmente el regimen”.

Miguel Cocchiola cuestionó que el presupuesto contemple más dinero para comprar armas que para la salud y que las misiones que tanto
defienden no tengan más recursos: “El Presupuesto no tiene partidas para los aumentos de sueldos y los hospitales seguirán desguarnecidos, porque, como ocurrió este año, la plata no aparecerá”, vaticinó el parlamentario carabobeño.

A su juicio, la “manía del Gobierno por inventar nuevos fondos que no tienen control, solamente servirá para alimentar la burocracia y para que el Presidente de la república use el dinero a su discreción”.

Para Miguel Cocchiola, los más perjudicados por la decisión de la mayoría en el Parlamento 2afecta a las regiones, lo cual es un contra
sentido, porque esos diputados están en la AN por los votos de la gente a la que están perjudicando”.

Criticó que se hayan subestimado los precios del petróleo, “cuando Venezuela ha recibido una de las más altas rentas petroleras de su
historia”.

Por otra parte, rechazó que en el presupuesto no se estimen recursos para obras importantes como el Metro de Valencia o para la reparación de importantes arterias viales que están en riesgo, como ocurre con el Viaducto de La Cabrera”.

El diputado considera “peligroso que el Parlamento, a causa de la bancada del Psuv, haya  abandonado una de sus principales premisas,
como es la de controlar a los demás poderes, principalmente al Ejecutivo”.

Recordó que la Constitución ordena que el Poder Legislativo sea el garante de que los recursos públicos se usen con prudencia y
honestidad, pero este Parlamento hace tiempo que no tiene esa facultad, porque la bancada socialista así lo permite”.