Dos embarcaciones de Conferry quedaron fuera de servicio

(foto archivo)

Un “vía crucis” vivieron los pasajeros del ferry express de las 12:00 del mediodía y los del convencional de las 3:00 de la tarde de la estatal Conferry, luego de que ambas embarcaciones presentaron fallas técnicas.

Los pasajeros del ferry express de las 12:00 del mediodía fueron avisados de que tendrían que esperar hasta las 3:00 de la tarde e irse en el barco convencional pues aquel presentó fallas. A pesar del retraso e incomodidades que significa cambiar del ferry express al convencional, los viajeros del primero embarcaron a las 3:15 de la tarde.

A los 15 minutos del zarpe fueron advertidos de que el ferry debía regresar a Punta de Piedras porque una turbina tenía un desperfecto.

Ahora no solo los viajeros del express están varados en el muelle de Conferry sino también quienes tenían boleto en el convencional “Cacique Isabel”.

Hora y media tardó el buque, que venía a media máquina y con una estela de humo negro a su paso, de regreso al muelle de Conferry.

Carlos Borges, gerente de la nueva Conferry, señaló que al buque no le ocurría nada y que no podía dar declaraciones a la prensa.

Al llegar al muelle, los pasajeros decidieron apostarse en la puerta del barco en espera de obtener solución al problema por parte de las autoridades de la naviera.

El gerente de Conferry llegó a la entrada del barco y tras mediar con los enfurecidos pasajeros, informó que habilitarían 180 puestos en el barco de las 7:00 de la noche en Navibus a aquellas personas que compraron boletos en el express de las 12:00 del mediodía.

Quienes compraron en el convencional de las 3:00 de la tarde debían esperar la llegada desde Puerto La Cruz del ferry express de las 9:00 de la noche .

Idelgardo Perozo, coordinador general de Navibus, señaló que la empresa prestará todo el apoyo a Conferry para resolver la emergencia.