El iPhone 5 llega a Corea del Sur

FOTO REUTERS

El iPhone 5 de Apple salió hoy al mercado de Corea del Sur, el país de su principal rival, Samsung, en medio de una enorme expectación y en plena batalla legal entre ambos gigantes por denuncias cruzadas de violación de patentes.

Los dos principales operadores surcoreanos de telefonía móvil, SK Telcom y KT Corporation, presentaron hoy los primeros iPhone 5 en el país, donde el dispositivo ha desembarcado más tarde que en otros lugares por políticas internas y algunos errores a la hora de registrarlo en el país asiático, según la agencia local Yonhap.

SK Telcom quiso acompañar el lanzamiento del nuevo “smartphone” con una fiesta antes del amanecer a la que invitó a unas 300 personas que habían hecho pedidos anticipados del flamante iPhone, mientras que KT hizo una celebración en su principal tienda del centro de Seúl.

Ante ese establecimiento aparecían largas filas desde primera hora de la mañana, pese a las gélidas temperaturas bajo cero que los pacientes usuarios combatían con café y sandwiches distribuidos por los responsables de KT para aligerar la espera.

El lanzamiento del iPhone 5 en Corea del Sur tiene lugar en medio de la creciente competencia entre Apple y Samsung, los dos principales fabricantes mundiales de “smartphones”, para dominar este jugoso sector.

En abril de 2011, ambos colosos tecnológicos emprendieron una batalla legal que pronto se extendió a juzgados de varios países con acusaciones mutuas de haber violado sus respectivas patentes de diseño y tecnología.

A finales de agosto, un tribunal de California (EEUU) dictaminó que Samsung había copiado seis patentes en tecnología y diseño de Apple y le condenó a una multa de 1.000 millones de dólares, en un proceso aún abierto en fase de revisión.

El de EEUU supuso un serio revés judicial para el gigante surcoreano, que en cambio ha ganado otros casos contra Apple en países como Corea del Sur, Japón y Alemania.

En el mercado surcoreano, el iPhone 5 tendrá que competir con algunos de los últimos dispositivos de su rival, como el “smartphone” Galaxy S3 o el Galaxy Note 2, además de los de otros fabricantes locales como LG Electronics o Pantech. EFE