Estadounidenses violadores de derechos humanos tienen prohibida la entrada a Rusia

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, anunció que Moscú responderá de manera simétrica a la denominada “norma Magnitsky” aprobada en Estados Unidos y prohibirá el ingreso en su territorio a estadounidenses implicados en violaciones a los derechos humanos.

“En la reunión con (la secretaria de Estado norteamericana, Hillary) Clinton le he confirmado que también cerraremos nuestro país a los estadounidense que sean culpables de violaciones a los derechos humanos”, dijo Lavrov, citado por al agencia oficial Itar-Tass a su regreso de Dublín.

La “norma Magnistky” está incluida en la ley aprobada por ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos que normaliza la relaciones comerciales con Rusia al eliminar la enmienda Jackson-Vanik, de 1974, que vinculaba el comercio con la Unión Soviética a la libertad de los judíos y de otras minorías a emigrar.

La ley que normaliza el comercio con Rusia contiene una estipulación que ordena al Gobierno de Barack Obama que publique los nombres de las personas supuestamente involucradas en la muerte en 2009, en prisión de Rusia, de Serguéi Magnitsky, un abogado que había hecho graves denuncias de corrupción.

También requiere a las autoridades estadounidenses que denieguen visados y congelen los activos de cualquier individuo en esa lista u otras personas involucradas en el futuro en abusos contra los derechos humanos.

“Nuestra respuesta será absolutamente simétrica: pondremos el mismo número de persona en nuestra lista. Si más tarde agregan a alguien más, haremos lo mismo. Si publican nombres y activos, actuaremos de igual manera”, dijo una fuente del Gobierno ruso, citada hoy por el periódico “Kommersant”.

Según la fuente gubernamental, Rusia tiene “suficientes candidatos” para incluir en su lista y se trata, en primer lugar, de personas responsables de vulnerar los derechos de los rusos en Estados Unidos.

“También se puede incluir a los funcionarios vinculados a la prisión de Guantánamo y a las cárceles volantes de la CIA, a otros violadores de los derechos humano”, agregó. EFE