Norah Jones enamora a Montevideo con su elegante fusión de jazz y pop

 

 

La cantante estadounidense Norah Jones enamoró hoy a Montevideo con su elegante fusión de jazz y pop en un concierto en el que presentó su más reciente trabajo, “Little broken hearts”, además de recuperar los clásicos de su multiplatino debut.

En la que fue su primera visita al país suramericano la artista de 33 años emocionó y sedujo a los más de 4.000 espectadores, de todas las edades, que se congregaron en el Teatro de Verano.

Ataviada con un veraniego vestido azul y unos llamativos zapatos rojos de tacón, Jones y su banda aparecieron en el escenario poco después de las 21.00 hora local (23.00 GMT), en una velada que había sido amenizada antes por el artista Jesse Harris, telonero de Jones durante su gira mundial.

Ante la gran expectación del público, la artista empezó su concierto con “Cold Cold Heart”, una versión del tema original del cantautor Hank Williams que la cantante incluyó en “Come away with me”, su álbum de debut publicado en 2002.

Con este disco, Jones dejó atrás su rutina de camarera neoyorquina y despachó la cifra de 20 millones de copias en todo el mundo para encumbrarse como un nuevo referente del jazz moderno y hacerse merecedora de varios premios Grammy.

Buena parte de la lista de canciones del concierto se centró en su reciente disco “Little broken hearts” un álbum más cercano al pop-rock y que, como indica su título, habla del desamor, el dolor y el afán de venganza causados por una ruptura sentimental.

La cantante, con su cálida voz y su estilo elegante, en ocasiones frágil, en otras más firme y combativo, transitó del desamor al amor, paseando cómodamente entre el jazz clásico, el pop, el blues y el soul.

Su voz melodiosa estuvo perfectamente complementada con una escenografía sobria, pero efectiva, en la que unas sencillas figuras de papel combinadas con variados efectos luminosos le dieron más colorido a la actuación.

Los temas más ovacionados de la velada fueron “Don’t know why”, “Sunrise”, “Happy pills” y “Come away with me”, que bajó el telón.

Pese a ser un concierto de ritmo pausado, algunas canciones más animadas como “Creepin’ in” y “Sinkin’ soon” dinamizaron la noche ante el entusiasmo del público uruguayo. EFE