Chávez continúa jugando al secretismo con su enfermedad

Una llegada sorpresiva, en horas de la madrugada, cuando el tráfico aéreo y de personas en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía se ve mermado. En estas condiciones el presidente de la República, Hugo Chávez, arribó a Venezuela tras diez días de estadía en Cuba. Analistas políticos aseguran que el Jefe de Estado continúa tratando de esconder su verdadero estado de salud, publica El Carabobeño.

El politólogo José Vicente Carrasquero explica que el empeño de silenciar su situación personal se demuestra claramente. El mandatario salió sin que nadie lo viera y llegó sin siquiera convocatoria a medios de comunicación, lo que quizás deja entrever la verdadera situación que no se desea hacer pública.

La salida del presidente el 27 de noviembre se dio a través de la sesión que la Asamblea Nacional (AN) realizó en Maracay, en conmemoración de la intentona de Golpe de Estado del 27 de noviembre. Mediante un comunicado leído por Diosdado Cabello, presidente de la instancia, Chávez solicitaba permiso al parlamento para ausentarse para practicarse un tratamiento de oxigenación hiperbárica, que contribuiría con el fortalecimiento de su salud, que ha luchado desde el año pasado con un carcinoma en un lugar no informado.

La teoría de Ángel Monagas, también politólogo, manifiesta que estas salidas repentinas obedecen a una estrategia política de Chávez en torno al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Monagas revela que la convulsión interna dentro de la organización es tal que Chávez “castigó” al alto mando de la coalición roja con su ausencia y llegó de esta forma en diciembre, contrariamente a lo que la opinión pública consideraba.

Aunque Monagas no duda de la enfermedad del presidente del PSUV, recuerda que la lucha por liderazgos, la corrupción y la falta de autopromoción de los candidatos a las gobernaciones se traducen en un descontrol dentro de la organización que ni Chávez puede manejar. “La ausencia genera que no esté el líder que pueda levantarle la mano a ese candidato impuesto en determinada región”.

En términos electorales Francisco Ameliach por Carabobo, Tareck El Aissami, por Aragua y Aristóbulo Istúriz por Anzoátegui se han visto altamente afectados por esta ausencia, aseguró.

El analista recuerda que en pleno Consejo de Ministros, la ciudadanía ha podido observar cómo el Primer Mandatario reprende verbalmente a su tren Ejecutivo por no estar alineados de forma correcta con su ideología.

Carrasquero también añadió que la aparición repentina del Líder de la revolución venezolana, indica de alguna forma que la ciudadanía reclamaba por ese Presidente reelecto. “La situación económica del país está muy mal, aun habiendo bonanza petrolera, la conflictividad social también genera una percepción de que nadie le presta atención a lo que ocurre en Venezuela”.

Elecciones

La participación de Chávez el 16 de diciembre es simbólica, aseguran los expertos. El apoyo se ve reflejado en la maquinaria. Ambos especialistas desestiman la idea que esta ausencia afectó la campaña del PSUV.

Hay un escenario que se avecina y esta coyuntura no alteró las cifras. Con menos de una semana de campaña, se estima que el último apoyo de Chávez para esta temporada proselitista se haga a través de una cadena en un espacio controlado.

Mercosur

La internacionalista Elsa Cardozo, considera más resaltante la presencia de Rafael Ramírez en la reunión del Mercado Común del Sur (Mercosur), que la ausencia de Chávez.

El que no haya viajado Nicolás Maduro como vicepresidente y canciller, evidencian las intenciones de Venezuela de continuar exportando petróleo como principal producto de producción, explicó.

Aun así, pareciera que lo que fue una bandera de la gestión de Chávez, se convirtió en un asunto sin importancia, por la ausencia de las dos principales figuras de mando en la reunión, puntualizó Cardozo.