Negocios de Barquisimeto bajaron la santamaría por amenazas de saqueos (Fotos)

La tensión en el centro de Barquisimeto, estado Lara, continúo desde las primeras horas de este sábado, cuando  se registraron amenazas de saqueo en varios locales del Boulevard de la 20, informa El Impulso.

Fotos @gomezcarreralar

Luego del altercado registrado este viernes en horas de la tarde cuando se registró alarma entre los visitantes del comercio larense, la situación de tensión continúo. Los comerciantes formales decidieron no subir sus santamarias, debido al temor de perder sus mercancías y negocios, ante la amenaza de saqueos.

Desde las primeras horas del sábado, se observaron negocios cerrados, mientras que los buhoneros alzaban su voz de protestan ante la negativa de las autoridades de dejarlos trabajar  a lo largo del Boulevard de la 20.  Incluso, información extraoficial señala que éstos impidieron a los negocios formales abrir sus puertas y sacaron a los trabajadores.

Funcionarios del Plan 20, entre ellos Guardia Nacional y Policía Municipal se desplegaron en la 20, para evitar que los buhoneros se instalaran en las aceras, tal y como lo han venido haciendo desde que comenzó la temporada decembrina, a pesar de las prohibición municipal de hacerlo.

Los comerciantes formales instaron a  la primer autoridad municipal, Amalia Sáez, quien actualmente está separada de su cargo por compromisos políticos, a tratar de solventar la situación. Aseguran que aunque comprenden la situación de los informales, ello deben cumplir con compromisos económicos.

Hay que poner la mayor atención a los buhoneros para que ellos también tengan un sustento diario…pero nosotros tenemos compromisos con proveedores, empelados, municipalidad,  la alcaldesa  debe darle solución a esto, tanto a nosotros como  a los buhoneros, dijo al Noticiero Promar,  Alfredo Paz, comerciante.

Lo cierto del caso es que a tan sólo tres semanas de la llegada de la Navidad, los regalos, los estrenos y los adornos de la temporada no podrán ser adquiridos, por ahora, en el centro de la ciudad, hasta tanto no se llegue a un acuerdo con los trabajadores de la economía informal, los comerciantes formales y las autoridades municipales.