Hace 57 años Magallanes recibió primer no hit no run del béisbol venezolano

Corría el mes de diciembre de 1955, el lanzador estadounidense Leonard Yochim, disputaba su quinta temporada corrida en el béisbol profesional venezolano, y su segunda con los Leones del Caracas.

En la liga criolla, Yochim, nativo de Nueva Orleans (EE UU) era conocido por ser un lanzador ganador, pues en sus cuatro anteriores temporadas, (Sabios de Vargas, Gavilanes, Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes) acumuló récord positivo de 24 victorias y 13 derrotas.

El destacado zurdo también era un bateador promedio, -en su mejor año, 55-56, ligó .308 puntos,-y un ocasional jardinero, pero pasaría a convertirse en leyenda en la pelota venezolana tal día como hoy 8 de diciembre, hace 57 años.

En esa jornada histórica, Yochim se convirtió en el primer pitcher en propinar el primer juego sin hits ni carreras del circuito profesional, siendo la víctima nada más y nada menos que el acérrimo adversario de Caracas, los Navegantes del Magallanes, equipo al que había pertenecido en la zafra anterior (1954-1955).

“En una noche, con poco público y vistiendo el uniforme de los Leones del Caracas, Yochim se crece frente a los eternos rivales de su equipo, el Magallanes, y no les permite ni hits, ni carreras, concediendo sólo dos boletos: Un perfecto cambio de velocidad y una gran screwball (pitcheo lanzado con rotación hacia adentro de la mano) que son sus mejores aliados para que cubra la ruta cómodamente, sin necesitar en ningún momento del apoyo del alguna jugada defensiva brillante”, así lo reseña el escritor Alexis Salas en su libro Momentos Inolvidables del Béisbol Profesional Venezolano 1946-1984.

Este episodio histórico, registrado en el parque de la Ciudad Universitaria en Los Chaguaramos, en el marco de un Caracas-Magallanes, fue el mejor momento de su carrera como lanzador.

En las temporadas de 1951 y 1954, Yochim lanzó con los Piratas de Pittsburgh en las Grandes Ligas, pero tuvo poco éxito, pues la lesiones lo aquejaron y sólo estuvo en 12 juegos, dejando foja de 1-2.

En el texto publicado por Salas, la hoja de anotación del juego registró el marcador final, 3 carreras por 0, en un choque que tuvo 2 horas y 10 minutos de duración.

Para capitalizar su gesta, Yochim recibió ayuda de Pompeyo Davalillo (2b) y Alfonso “Chico” Carrasquel (SS), quienes empujaron una carrera cada uno. Incluso, el mismo pitcher, como noveno en el orden, sonó de 4-2 con carrera anotada.

Por el equipo magallanero, fueron dominados los bates peligrosos como Luis “Camaleón” García y Gale Wade. El recordado lanzador zuliano Ramon Monzant, quien compiló marca de 10-9 en esa temporada 1955-56, cargó con el revés.

AVN