Linchamiento en internet a los autores de la broma sobre Kate

Las redes sociales en el Reino Unido se inundaron hoy de duras críticas a los autores de la broma telefónica del embarazo de la esposa del príncipe Guillermo, Catalina, tras la muerte de la enfermera que atendió la llamada.

Jacintha Saldanha, enfermera del hospital King Edward VII, donde fue ingresada a principios de semana la duquesa de Cambridge por fuertes molestias derivadas de su embarazo, fue hallada hoy sin vida en un domicilio cercano al centro médico, en el centro de Londres.

Pese a que aún se desconoce la causa oficial de la muerte, la confirmación de que no se trata de un fallecimiento “sospechoso” ha hecho que los medios británicos apunten al suicidio, que relacionan con la broma telefónica de la que fue víctima y en la que se revelaron datos confidenciales del estado de salud de Catalina.

Los medios británicos se hicieron hoy eco de la indignación que recorren las redes sociales destacando en sus portadas los comentarios en los que los usuarios atacan a los locutores australianos Mel Greig y Christian Michael, que se hicieron pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos para conseguir datos sobre la duquesa de Cambridge.

Diarios como el “Daily Telegraph” o los sensacionalistas “Daily Mirror” y “Daily Mail” dedican gran espacio al ataque de la red a los que “empujaron a la muerte” a la enfermera.

“Espero que la broma mereciera la pena, tenéis sangre en vuestras manos”, acusó una usuaria en el muro de Facebook de la emisora, mientras que otro consideró en esa plataforma que el programa “debe pagar el funeral” de la enfermera por “haberla empujado básicamente a la muerte”.

Además de las duras acusaciones, la red social Twitter se llenó de peticiones de despidos para ambos locutores, además del cierre de la emisora.

“Si tenéis cualquier tipo de conciencia o moral… Deberíais estar ahora mismo presentando vuestra dimisión”, reclamó un tuitero.

Tras conocer la trágica noticia, la cadena australiana emitió un comunicado en el que los empleados se declararon “profundamente apenados” por la muerte de Saldanha y se solidarizaron con su familia.

“El director de la emisora ha hablado con los locutores y ambos están profundamente impactados. Hemos decidido que no volverán al programa por el momento por respeto hacia lo que sólo puede describirse como una tragedia”, indicaron en un comunicado.

Pese a que tanto Creig como Michael pidieron públicamente disculpas, la polémica surgida tras el fallecimiento de la enfermera ha hecho que minutos después de conocerse la muerte de la enfermera esta tarde, ambos eliminaran sus cuentas en Twitter. EFE