Ordenanzas de la Ley de Arrendamientos de Vivienda son impracticables

(Foto archivo Efe)

Según el abogado Edgar Núñez Alcántara, los nuevos estatutos de la Ley de Arrendamientos de Vivienda son impracticables, pues su ejecución está en manos de un poder politizado y no bajo las responsabilidades de un juez. el-carabobeno.com / Mariangie Tarazona

De acuerdo con Alcántara, esta ordenanza tiene que ser revisada en muchos aspectos, partiendo del concepto que debe eliminarse las responsabilidades de los funcionarios políticos y dejarlo bajo los magistrados, quienes están en la capacidad de preparación para manejar los posibles conflictos entre los propietarios e inquilinos.El especialista recordó que los jueces son seres independientes y autónomos que pueden aplicar el estado de justicia que impone la Constitución. Reveló que el pasado 12 de febrero había que terminar de ofrecerles los inmuebles a los arrendatarios de más de 20 años, pero esto no se pudo hacer ya que la ley no fue desarrollada en cuanto a establecer el precio para los alquileres y ventas. “Todos los afectados están en una situación de ilegalidad ya que no han podido inscribir los contratos de arrendamiento”.

Para Núñez Alcántara, la sociedad no ha sido premiada con esta ordenanza, pues hay normas que no entienden, como por ejemplo lo del registro que tienen que hacer ante la Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Vivienda (Sunavi). “Todo esto se ha convertido en una estructura pesada”. La primera condición de una ley para que tenga sentido, es que el destinatario la pueda ejercer y la pueda practicar, de lo contrario se va a crear un mercado paralelo de personas que van a estar al margen de los estatutos, explicó el experto. Ley que genera conflicto.

Alcántara manifestó que existe el temor de que a consecuencia de esto, la respuesta de muchas personas ante la imposibilidad de recuperar un inmueble para el caso de los propietarios y del inquilino que le devuelvan su dinero sea por la vía de la violencia. Precisó que esta ley no le da salida a los problemas y es por eso que no obedece a ser factible ni beneficiosa.