¡Sexo sin ataduras!

¿Creías que lo sabías todo sobre el sexo? Prepárate para descubrir todo un universo de morbo y deseo con esta guía práctica que nos revela las mejores novedades que se cuecen sobre la cama. Imagina practicar sexo al aire libre con un desconocido, vestirte con la ropa de tu pareja, intercambiar fotos subidas de tono o acostarte con tu íntimo amigo. Un soplo de aire fresco para hacer que tu vida íntima se convierta en algo mucho más interesante.

Carrieserena.com

Crossdressing

Ha llegado el momento de deshaceros de falsos prejuicios. Una de las prácticas eróticas que más adeptos está ganado es el crossdressing, o lo que es lo mismo, intercambiarte la ropa con tu pareja. Imagina a tu chico vestido con tu ropa interior, unas medias y una de tus camisetas. Tú en cambio deberás enfundarte en uno de sus trajes y tomar la iniciativa. Este sencillo juego provoca una suerte de cortocircuito a nivel mental excitando nuestro deseo hasta cotas muy elevadas. Un pasó más allá sería el juego de roles donde ambos podéis adoptar la personalidad del otro y poneos en situación.

Vuelve el Postillonage

Antigua técnica francesa que consiste en introducir uno de tus dedos, preferiblemente el meñique, en el ano de tu pareja durante el acto sexual.

La novedad viene dada por la versión más light de la práctica que consiste en ejercer una presión continua en la zona que combinarás con suaves caricias. También puedes chuparte los dedos antes deslizarlos sobre el ano y el perineo, cuando sientas que llega el orgasmo puedes introducir levemente la punta del dedo en el ano para aumentar las contracciones.

Cancaneo

Sexo con un desconocido en lugares públicos. La modalidad dogging, se utilizaría cuando los practicantes son heterosexuales y el cruising, cuando son homosexuales.

Esta moda que nació en Inglaterra, se ha extendido por el resto del mundo durante estos últimos años y ahora cuenta con miles de adeptos. Puedes quedar por Internet o bien practicarlo de forma espontanea en parkings, parques y lugares apartados. Existen en la red mapas por ciudades donde localizar las zonas para buscar este tipo de encuentro sexual anónimo y salvaje.

Felación líquida

Antes de practicarla deberás pasar por la despensa o la nevera y hacerte con la bebida que más te apetezca: leche, zumo, refrescos, bourbon o batido. Pegarás un gran trago y, con el líquido todavía en la boca, comenzarás a realizar la felación. Las sensaciones se multiplicarán al contacto con tu boca húmeda y caliente y poco a poco, irás dejando caer algo de líquido que descenderá por su miembro. Ellos también se pueden sumar a la práctica realizando el cunnilingus con alguna bebida fría o caliente para aumentar las sensaciones en la zona.

Penetración taoísta 9 por 1

Esta técnica está basada en la intensidad y la profundidad de la penetración. La idea es alternar la penetración superficial con la penetración profunda con el fin de aumentar la excitación y llevar a tu pareja al límite. En la práctica el hombre debe de realizar nueves penetraciones superficiales, que al principio llevará a cabo de manera suave, para luego hacer una penetración larga y profunda. Esta secuencia se repetirá varias veces aumentando progresivamente el número de penetraciones profundas. Al principio serán 9 superficiales y una profunda, luego 8 superficiales, dos profundas, 7 superficiales, tres profundas, y así hasta llegar en pareja a un orgasmo llamativamente intenso.

Pon un Sex Buddy en tu vida

Ni un amigo, ni un amante. Quizás tienes pareja pero sientes que te falta algo más, o bien estás soltera y no terminas de encontrar a la persona adecuada. El sex buddy propone tener sexo con un amigo con el que no tienes ningún vínculo sentimental y al que no le debes explicaciones. Para llevar a cabo esta práctica hay algunas reglas que debes de conocer: los sex buddys nunca deben de ser novios, ninguno de los dos deberá intentar ir más allá ni buscar ningún tipo de compromiso, no se mantendrán citas que no sean de tipo sexual, no se hablará de temas familiares ni de preocupaciones y no se darán demasiados detalles de la vida personal del otro. Los expertos recomiendan tener más de un sex buddy para disfrutar de una vida sexual más plena y evitar caer en la tentación de convertir la relación en algo más.

Sexting

Coge el teléfono, hazte una foto subida de tono y envíasela a tu pareja, a un amigo o conocido al que quieras sorprender. La práctica, muy utilizada por adolescentes, puede acarrear problemas entre menores de edad por temas de legalidad. Sin embargo ha sido muy bien recibida entre el público adulto que ha visto en este intercambio de material erótico una puerta a una sexualidad más abierta y desinhibida. También puedes grabar breves videos y pasárselos a esa persona a la que quieres seducir. La ventaja del sexting es que puedes realizarlo a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Sexo karezza

Prohibidos los orgasmos. La palabra karezza viene de “caress” que significa “caricia” en italiano. Se trata de una nueva disciplina que está pegando fuerte y que se ideó en un primer momento para parejas de mediana edad con algún problema de cama. La técnica consiste en crear un fuerte vínculo emocional con tu pareja a través de abrazos, caricias o suaves tocamientos que se pueden prolongar en el tiempo intentando evitar el orgasmo. A diferencia del tantra el karezza en más dinámico y creativo y permite experimentar, llevar a cabo una suave felación o masturbarse mutuamente. Está recomendado para parejas de todas las edades que deseen vivir una nueva manera de afrontar la sexualidad desde el contacto más personal.

Viaje a la antigua Grecia

El sexo anal está de moda entre parejas heterosexuales. Esta atrevida experiencia que durante años ha sido tabú para ellas parece ahora tomar protagonismo en la alcoba.

Aunque pueda resultar imposible, con paciencia, tacto y el lubricante adecuado puedes llegar disfrutar de esta disciplina. Ellos descubrirán nuevas sensaciones si aprendes a estimular su punto G, situado en la zona de la próstata. ¿A qué esperas para darle la espalda a tu pareja?

El Kalahari

Proviene de la práctica femenina típica en la zona de Namibia y Botsuana donde las chicas jóvenes tiene prácticas sexuales entre ellas antes de probar con un hombre. En este caso se trata de intimar con una amiga o compañera por la que sientes afecto o cierta excitación. La idea es ampliar nuestro abanico de experiencia sexuales y aprender a disfrutar de nuestro cuerpo, pues ¿quién mejor que otra mujer para descubrirnos placeres que quizás nunca habíamos probado?