Chávez se despide y deja a Maduro como sucesor (Video)

(Foto Avn)

El presidente de la República, Hugo Chávez, apareció este sábado en cadena nacional de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores, luego de una ausencia de más de 15 días, tras haber viajado a Cuba, donde se realizaba un tratamiento médico por el cáncer que lo aqueja.

El Mandatario informó que a principios de enero tuvo una recaída, la cual fue atendida con “total éxito”. También destacó que antes de inscribir su candidatura le fueron practicados todos los chequeos médicos preventivos y “todo salió bien”.

Aunado a esto, aclaró que ante dicha recaída, le fue recomendado el tratamiento en la cámara hiperbárica en Cuba, donde los médicos hallaron nuevamente células malignas, por lo cual el Jefe de Estado pidió permiso la noche de este sábado ante la Asamblea Nacional para ausentarse nuevamente del país y viajar a La Habana donde será intervenido.

Chávez enfatizó que en caso de que algo ocurra durante esta cirugía, y sea necesario llamar a elecciones, Nicolás Maduro será el candidato propicio para continuar gobernando el país.

Dijo que reaparecieron “algunas células malignas” en la misma zona donde le fue detectado un cáncer en 2011, para lo que necesitará someterse a una “nueva intervención quirúrgica” en La Habana, a donde partirá el domingo.

“Por algunos otros síntomas, decidimos con el equipo médico adelantar exámenes (…) y, bueno, lamentablemente, en esa revisión exhaustiva, surge la presencia en la misma área afectada de algunas células malignas nuevamente”, dijo Chávez en una cadena de radio y televisión.

“Es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica y eso debe ocurrir en los próximos días, incluso les digo que los médicos recomendaban que fuese ayer (viernes), a más tardar ayer o este fin de semana, pero yo dije no (…) y vine fue a esto”, explicó el presidente, apuntando que originalmente había partido a La Habana para un tratamiento complementario.

Así, el mandatario venezolano, de 58 años y desde 1999 en el poder, dijo que volverá el domingo a Cuba para someterse a la intervención quirúrgica, a la vez que pidió a los venezolanos que si le ocurriera algo que le “inhabilitara de alguna manera” para asumir en enero un nuevo mandato –que ganó en los comicios de octubre– elijan al vicepresidente Nicolás Maduro como nuevo presidente.

Chávez, que estuvo ausente de la vida pública por tres semanas antes de retornar el viernes de Cuba, adonde había partido el 27 de noviembre para un tratamiento de oxigenación hiperbárica, fue diagnosticado por primera vez con cáncer en junio de 2011 y sufrió una primera recaída en febrero de este año.

La localización y la gravedad de la enfermedad del presidente venezolano nunca han sido develadas, y el mandatario ha sido tratado casi exclusivamente en Cuba, donde también recibió ciclos de quimioterapia y radioterapia.

La agencia Efe destacó que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, planteó hoy un escenario en el que pudiera no estar como consecuencia de la nueva operación de un cáncer a la que se debe someter y pidió que, en caso de que algo le sucediera, se apoye al vicepresidente, Nicolás Maduro, como su sucesor.

“Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir como manda la constitución el periodo sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente”, indicó Chávez en cadena nacional.

Indicó que el vicepresidente y desde hace más de seis años canciller de Venezuela “es uno de los lideres jóvenes de mayor capacidad para continuar (…) con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo”.

Agregó que así podrá seguir “dirigiendo junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo los destinos de esta patria”.

Si “como dice la Constitución se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mi me inhabilite para continuar al frente de la presidencia”, dijo Chávez, Maduro debería concluir el periodo actual, que finaliza el 10 de enero con la asunción del nuevo periodo presidencial para el que Chávez fue elegido el pasado 7 de octubre.

“Algunos compañeros me decían que no hacía falta (…) pero yo creo que lo más importante, lo que desde mi alma, desde mi corazón me dicta la conciencia, de lo más importante que yo vine aquí, haciendo el esfuerzo del viaje para retornar mañana una vez se me conceda el permiso, ha sido esto Nicolás”, indicó el presidente.

Señaló que “en cualquier circunstancia” se debe “garantizar la marcha de la revolución bolivariana, la marcha victoriosa de esta revolución” y seguir “construyendo la vía venezolana al socialismo”.

“Me da mucho dolor en verdad que esta situación cause dolor, cause angustia a millones de ustedes”, agregó.

“Pase lo que pase seguiremos teniendo patria”, indicó y llamó a los “patriotas” de Venezuela, a la “unidad, unidad, unidad”.

Alertó que “no faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles” y dijo que, ante “esta circunstancia de nuevas dificultares del tamaño que fuere, la respuesta (…) es unidad, lucha batalla y victoria”.

El presidente venezolano fue diagnosticado y operado de un cáncer en junio del año pasado en Cuba.

Desde entonces Chávez ha pasado en tres ocasiones por el quirófano, la última vez en febrero pasado para tratarse de ese mal, del que únicamente se sabe que está en la zona pélvica, pero no su tipo ni ubicación exacta, reseñó Efe.

La agencia Reuters destacó también que el presidente venezolano Hugo Chávez será operado nuevamente en Cuba por la reaparición del cáncer que combate desde el año pasado y por primara vez señaló a un eventual sucesor ante el caso de que la enfermedad le impida asumir en enero el nuevo mandato que consiguió en las elecciones de octubre.

El militar retirado de 58 años, que lidera una “revolución” socialista basada casi completamente en su enorme popularidad, dijo que su vicepresidente Nicolás Maduro sería la persona que los venezolanos debería elegir como su líder si él no pudiera de seguir al mando y se llamaran a nuevas elecciones.

Después de que en una reciente revisión en Cuba, los doctores detectaron la reaparición del cáncer, del que Chávez se había declarado curado antes de los comicios, en las que logró una contundente victoria para seguir al frente del país hasta el 2019.

“Lamentablemente en esa revisión exhaustiva surge la presencia en la misma área afectada de algunas células malignas”, dijo el sábado por la noche el mandatario. “Es necesario someterme a una nueva intervención en los próximos días”, agregó.

El anuncio fue hecho en cadena nacional desde el palacio de Miraflores, donde Chávez estuvo flanqueado por Maduro y por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

A pesar de que reconoció que era un “duro momento”, el mandatario bromeó y hasta amagó con cantar.

El mandatario ha sido operado en La Habana tres veces desde mediados del 2011, cuando se le detectó un tumor en la zona pélvica que ha combatido con quimio y radioterapia.

A diferencia de las anteriores ausencias del mandatario, en las que nunca delegó sus facultades en ningún funcionario, en esta oportunidad dio una clara señal de que su condición física podría tener esta vez consecuencias mayores.

“Si, como dice la Constitución, se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mí me inhabilite para continuar al frente de la Presidencia, bien sea para terminar los pocos días que quedan y sobre todo para asumir el nuevo período, (…)Nicolás Maduro debe concluir el período”, dijo.

“Maduro, el vicepresidente, un hombre revolucionario a carta cabal, un hombre de gran experiencia, a pesar de su juventud, de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad de trabajo, para la conducción de grupo, para manejar las situaciones más difíciles”, resaltó Chávez.

A sus 50 años, Maduro representa el sueño socialista de que un trabajador llegue al poder.

Apenas con el título de bachillerato, comenzó a manejar los buses del sistema del metro de Caracas, luego fue sindicalista, militante y por último político de primera línea en la nación caribeña.