Ignacio Gainzarain: El Cardenal Urosa y el 16D

El Cardenal Urosa declaró recientemente (*1):

“Creo que precisamente para promover y defender los derechos de cada una de las provincias, de cada uno de los estados, es necesario acudir a votar y no simplemente dejar ese mandado a otra persona”.
Recomendó a quienes se ven tentados a abstenerse electoralmente por tomar unos días de vacaciones, pensar en la importancia que tienen los gobernadores en la vida de los ciudadanos.

Señaló además, que deben escoger entre “una actitud democrática de inclusión y un estado socialista que no está en la Constitución”.
El Cardenal Urosa, probablemente ha sido sorprendido en su buena fe. Es la única manera de entender como una persona del nivel del Cardenal, hable como si estuviéramos en un país donde las instituciones funcionan en base a principios y valores democráticos.

La Iglesia Católica, con sus dos mil años a cuestas, ha sido un espacio muy vinculado al seguimiento de los avances de la política, la filosofía, la ciencia y otras áreas del conocimiento humano. Pasó de etapas como la Inquisición hasta el llamado a la apertura al mundo realizado por el Papa bueno, Juan XXIII.

Cuando uno recuerda la historia del Obispo Romero, se encuentra en primer lugar con se trataba del Obispo de los amos del Poder, es decir, de los ricos de El Salvador. Luego, por misterios de la vida, aquel hombre es sacudido por los signos de los tiempos, y descubre que las cuatro paredes que conocía de El Salvador, eran muy distintas de las que acobijaban a los hombres y mujeres de a pie. Entonces se convirtió en una buena noticia para ese pueblo, en un mensaje de Salvación para El Salvador.

¿Qué hizo falta para semejante transformación? Un mensaje creíble de un actor creíble de su propia comunidad de religiosos.
En la Venezuela de hoy, los grandes ricos son nuevos. Ellos ordenan desde una zona muy cercana a las 4 paredes del Arzobispado de Caracas. Ellos son modernos, y han sabido capitalizar la revolución de las tecnologías para crear el mejor sistema electoral de mundo. Como los ricos de El Salvador, creen que la historia los ungió para que decidan por toda una sociedad.

¿Qué hará falta para que el Cardenal se abra a la Venezuela de hoy?

¿Qué hará falta para que entienda el terremoto del “7 de Octubre”
como un signo de los tiempos?

La crisis electoral va más allá de las ganas de disfrutar las vacaciones, por demás, un legítimo derecho de la gente.
El 16D no es una fecha elegida por un descuido del almanaque.
Estimado Cardenal, el 16D es una fecha calculada. Tan calculada como fue la fecha elegida para el regreso del ComaAndante Presidente al país.

El 2013 será un año de crisis del liderazgo de nuestra sociedad. Por tanto, también será una oportunidad para el nacimiento de nuevos mensajeros del cambio.

Nadie sabe como serán los eventos electorales del año que viene. Lo que si queda claro, es que la gente ya entendió que el mejor sistema electoral del mundo está diseñado para que no cambie nada. Y la gente del siglo 21 no se acostumbrará a que todo siga igual de mal, sea por el discurso excluyente de los nuevos grandes ricos, ni por el juego acomodaticio de quienes hoy creen representar los vientos de cambio que soplan en nuestra Macondo.

El Cardenal Urosa está a destiempo (*2). Hace falta que algún miembro de las comunidades religiosas le ayuden a captar los signos de los tiempos. Algo así como el padre Rutilio El Grande, cuyo principal legado fue la transformación de Oscar Arnulfo Romero (*3).
Vendrán reclamos de cambio de todas partes.
Y para cambiar, necesitaremos sincerar nuestra realidad.

 

Ignacio Gainzarain - @igaztelu
www.gainzaedmat.blogspot.com

Enlaces citados en el texto:
(*1) Noticierodigital.com (08-12-12): Cardenal Urosa: “El 16D deben escoger entre una actitud democrática o un estado socialista”.

(*2) Carta Abierta a la Sociedad Democrática: “2013: EL AÑO DE LA LUCHA POR ELECCIONES AUTÉNTICAS” – http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2012/12/2013-el-ano-de-la-lucha-por-elecciones.html

(*3). Rutilio El Grande (s.j.). http://es.wikipedia.org/wiki/Rutilio_Grande