Conocé las 14 mejores ciudades para esconderse del Apocalipsis

Nadie sabe que puede ocurrir el 21 de diciembre de 2012. Pero el portal ‘Business Insider’ ha elaborado una lista de lugares que, si bien no garantizarán protección a nadie en caso de destrucción completa de nuestro planeta, si resultan buenas opciones en caso de que la Tierra viva algún tipo de post-Apocalipsis.

Acceso365

Bugarach, Francia

Esta pequeña ciudad del sur de Francia será el único lugar en el planeta que saldrá ileso del fin del mundo, según algunas sectas apocalípticas. Si esta opción le seduce, lo mejor será que se dirija allí lo antes posible, ya que el alcalde de la ciudad, según se informa, planea cerrar la aldea ante una eventual oleada de creyentes en el fin del mundo.

Chiang Mai, Tailandia

En esta ciudad idílica que se encuentra en el norte de Tailandia vive el famoso inversor Marc Faber. Faber es una de las personas más pesimistas en el mundo de las inversiones, ya que constantemente emite advertencias sobre el lugar donde uno debe vivir en caso de guerra (tierras de cultivo rural), y sobre el futuro dólar, que -según él- valdrá menos que el papel higiénico. Aunque el sudeste asiático siempre ha sido escenario de guerra, narcotráfico, masacres, y agitación política durante décadas, Chiang Mai se ha conservado como un bastión de paz y estabilidad, lo que se percibe como una buena señal para sobrevivir al Apocalipsis.

Necker Island

Parte del archipiélago de las Islas Vírgenes Británicas, es propiedad del magnate Richard Branson. “Si le llama, estamos seguros de que le dejaré vivir allí cuando todo se derrumbe”, dice ‘Business Insider’.

Tristan da Cunha

Situado en el Atlántico Sur, es el archipiélago habitado más remoto del mundo. Su población es de tan solo 271 personas, por lo que ‘Business Insider’ se muestra seguro de que están buscando gente nueva. Este lugar es conocido por su excelente pesca: un paraíso para la carrera auto-sostenible si los tiempos se vuelven realmente duros.

Greenbrier Resort, Virginia Occidental

Situado en White Sulphur Springs, Virginia Occidental, se trata de un complejo de lujo famoso por su bunker de la época de la Guerra Fría, construido en 1958 ante un posible holocausto nuclear. Durante tres décadas siguió siendo “una instalación de reubicación del gobierno de alto secreto para el Congreso”, pero fue descubierto en 1992 y desde entonces ha sido desclasificado.

Varsovia

Los edificios de hormigón de la era soviética que tiene la capital polaca probablemente soporten una explosión apocalíptica. Aunque si esto no fuera suficiente, la ciudad también tiene el así llamado The Safe House, un búnker de hormigón con paredes exteriores corredizas y una puerta de aluminio rolldown hecha por una empresa que normalmente suministra a astilleros.

Ginebra

El Gran Colisionador de Hadrones, que se encuentra en un anillo de 27 kilómetros en la frontera franco-suiza, cerca de Ginebra, no parece ser el lugar perfecto para pasar el Apocalipsis. De hecho, uno de los mayores experimentos científicos en el mundo, en el que se pueden crear condiciones más frías que las existentes en el espacio profundo, parece más bien un lugar donde podría comenzar el Apocalipsis.

Sin embargo, hay que decir a su favor que se encuentra a 100 metros bajo tierra, y que “tendrá un asiento en primera fila para ver algunos de los descubrimientos científicos más impresionantes para la humanidad”. Probablemente, allí dentro lleguen a tener una mejor idea de qué fue lo que causó el Apocalipsis y la manera de sobrevivir a sus efectos.

Puncak Jaya, Indonesia

Esta región montañosa de Indonesia no parece ser un lugar muy acogedor para vivir. Sin embargo, la mina de oro más grande del mundo se encuentra en este lugar, lo que podría traducirse en un montón de trabajo y de comercio si se juegan las cartas correctamente.
Por cierto, Puncak Jaya también alberga la tercera mayor mina de cobre del mundo.

Tierra del Fuego, Argentina

Los patrones del viento convierten este archipiélago situado en el extremo meridional de América del Sur en un lugar perfecto para evitar la lluvia radiactiva.

Territorio del Yukón, Canadá

El Yukón es el más occidental de los territorios federales de Canadá. Su población es escasa y en estos días la economía depende en gran medida del gobierno y del turismo. No obstante, si las cosas se desmoronan, la zona es, sin duda, capaz de sostener pequeñas y prósperas comunidades. Acoge parajes naturales muy propicios para la caza, lo que resultaría esencial en los primeros años después de una catástrofe global, cuando la agricultura no sea todavía una opción viable.

Mount Weather, Virginia

Ubicado en las montañas Blue Ridge, de Virginia, Mount Weather actualmente acoge el Centro Nacional para la Coordinación de Respuesta de FEMA. Su altitud y ubicación remota lo hace ideal para evitar los desastres naturales o las invasiones. La radio de alta frecuencia será ideal para ponerse en contacto con otros supervivientes, mientras que la instalación subterránea supuestamente incluye un hospital, crematorio, comedor, dormitorios, depósitos de agua potable y de enfriamiento, una planta eléctrica de emergencia, y un estudio de radio y televisión.

Site R, Pensilvania

También conocido como Raven Rock Mountain Complex, Site R está situado a unos seis kilómetros de distancia de Camp David, Pensilvania. Fue construido en la década de 1950 y todavía está envuelto en misterio. Tiene una instalación presidencial (presumiblemente para Air Force One) y, probablemente, protección electromagnética, según Wired. Pero se rumorea que también cuenta con una ciudad subterránea entera.

Sderot, Israel

En su reciente conflicto con Gaza, Israel demostró una eficacia increíble en la intercepción de cohetes lanzados contra centros habitados, gracias a su sistema de misiles la Cúpula de Hierro en Sderot, una herramienta útil si el Apocalipsis se acerca.

Perth, Australia

Perth, en la costa occidental de Australia, está considerada como una de las ciudades más remotas del mundo. También empieza a ser considerada como ‘paraíso’ para los ricos, gracias a una nueva ola de riqueza generada por la industria de recursos, actualmente en auge. Está muy cerca de la mayor mina de diamantes, lo que podría dar trabajo y generar un importante flujo de dinero.