Damián Prat: ¡A votar el domingo!

Tener un gobernador de probada buena obra, aguerrido, luchador, al que nunca ningún grupo poderoso ha podido doblegar, como Andrés Velásquez, ya es razón suficiente para dejar cualquier “guayabo” e ir a votar. Las razones se multiplican si se piensa en la importancia de ponerle fin al dominio de un grupo a quien el propio chavismo de base rechaza acusándole de estar “alejado del pueblo”, por su nula obra de gobierno y por estar frecuentemente envuelto en escándalos de corrupción. Un tercer grupo de razones tiene que ver con la amenaza de usar a gobernadores complacientes en el plan de liquidar o reducir al rol de entes decorativos a las gobernaciones y alcaldías. Tener, entonces, gobernadores como Capriles, Barreto Sira, “El Gato”, Andrés, Pablo Pérez, Salas, Pérez Vivas, Mardo, Falcón, Pillieri, Nuñez, Lester y otros, es garantía de que las regiones conquistarán sus muros de contención y sus palancas de apoyo para defender la descentralización democrática. Dicho al revés: gobernadores sumisos y arrodillados como Jaua, Rangel, Istúriz, Arias, etc., entregarán las conquistas logradas y se entregarán al centralismo burocrático.

La lucha por el rescate de las empresas básicas y también de las empresas privadas trayendo inversiones, recuperando la productividad y la rentabilidad, no se logra con un gobernador que doble la espalda y sea sumiso, calladito y obediente, como ha sucedido en éstos últimos años. Peor le irá a los trabajadores si “viene más” del gobernador antiobrero, que le niega los contratos colectivos a los propios trabajadores de la Gobernación, de Hidrobolívar y otras dependencias. ¿Qué quedará para los trabajadores de Sidor, el aluminio, Ferrominera, etcétera? Un gobernador como Andrés, en cambio, será una palanca de apoyo para que sindicatos, pequeños y medianos empresarios privados y trabajadores no queden solos y aislados.

Hay razones parecidas para las asociaciones civiles provivienda, para los luchadores vecinales y de consejos comunales, para vecinos como los de Francisca Duarte, Vista al Sol, Colinas de Unare, los educadores, los funcionarios policiales honestos. La lista sería interminable. Quedarse en casa, irse de paseo, rendirse, entregarse, no es una opción. Si participamos, ganamos. Si votamos, ganamos.

Hago votos por su salud
La noche del sábado, el presidente Hugo Chávez anunció que regresaba a Cuba para someterse a una intervención quirúrgica por el recrudecimiento del cáncer que lo aqueja y agregó que, aunque tiene fe en salir bien, admitió que podría no poder asumir el mandato para el que fue electo. A tales fines, fue muy claro en anunciar que el vicepresidente Nicolás Maduro quedaba a cargo entre tanto y que lo recomendaba para que fuese su sucesor como candidato presidencial en la eventualidad de que, de acuerdo a la Constitución, se convoquen nuevas elecciones presidenciales.

Como lo he dicho en la radio y escrito tantas veces, hago votos por su recuperación, sin importar que yo sea un legítimo y rotundo opositor de lo que considero su mal gobierno. El aspecto humano es una cosa y el político, otra. Esa misma postura de total respeto humanitario a la persona, sin dejar de adversar a su gobierno, han manifestado una y otra vez TODOS los líderes políticos de la Mesa de Unidad, sus partidos, gobernadores y quien fue nuestro candidato presidencial. Ayer, de hecho, se le aprobó el permiso para su viaje a Cuba por unanimidad, aunque uno siga sin comprender por qué no se trata con médicos venezolanos y en instituciones venezolanas que, por lo demás, son mucho mejores que los de Cuba. También reclamamos que a los presos políticos y presos del gobierno no se les dé trato humanitario en lugar del infamante maltrato que han recibido Simonovis y la jueza Afiuni, entre otros.

Imposible, no obstante, no apuntar que Chávez admitió la recurrencia del cáncer, mientras que en la campaña electoral engañó a sus partidarios asegurando que “no hay ni rastros de cáncer… ha desaparecido totalmente… estoy completamente sano… del cáncer ni me acuerdo…”. El sábado admitió por vez primera que podría no quedar en condiciones de ejercer la Presidencia y “a dedo”, sin consulta con las dirigencia del PSUV, designó un sucesor. ¿Se acuerdan de que Lula le pidió hacer eso del sucesor hace mes y medio? ¿Qué sabía Lula? En todo caso, la Constitución es muy clara y establece los mecanismos para éstos casos.

Fue Chávez, el sábado, quien planteó la posibilidad de que deban hacerse nuevas elecciones y, como sabemos, designó un candidato: Nicolás Maduro. Ya que fue él mismo quien lo llevó al terreno político, menester es decirle a las 7 millones de votantes por el cambio democrático y al chavismo descontento: razón de más para no faltar al compromiso de votar este 16-D. Es una batalla clave. Y, como reiteró ayer Ramón Guillermo Aveledo, “la Unidad Democrática presentará una alternativa confiable y segura en el momento oportuno. Conversaremos en el ámbito de los espacios creados y en donde hemos conversado en los últimos 3 años. Este resfriado no nos agarrará sin pañuelo”.

Zamuros parecían ayer algunos diputados y dirigentes del PSUV. No todos, afortunadamente. Haciendo discursos de odio donde no cabían y tratando de aprovechar la enfermedad del Presidente para sus planes políticos personales. Fue vergonzoso. Diametralmente opuesta fue la participación seria, de altura y responsable de los diputados de la Unidad. Capriles, desde Miranda envió un mensaje de solidaridad a Chávez: “Esperamos que Dios lo bendiga y la Virgen lo cubra con su manto. Las luchas políticas son distintas a lo que toca el ser humano y los venezolanos nos caracterizamos por ser solidarios”. Luego apuntó que Venezuela “no es Cuba ni es una monarquía. No hay sucesión. La Constitución es clarita y el pueblo decide en elecciones”. Pablo Pérez, desde el Zulia, también dijo: “Pedimos a Dios por el restablecimiento de la salud del presidente Chávez”.

TIP 1: Radar de los Barrios. Mañana, 9:00 am. Programa dedicado a las estafas inmobiliarias en Guayana. Dos casos. En uno, “Campaña de Guayana”, el responsable es el propio Estado venezolano que los ha engañado desde 2003. Véanlo. Por Globovisión.

TIP 2: Huelga de hambre en Sural. ¿No hay nadie en el gobierno que atienda la ruina de Guayana? No tenemos gobernador ni presidente de CVG. Sólo se ocupan de sus negocios. Igual que los jerarcas de Venalum y Alcasa. La ruina de ellas arrastra a las medianas empresas transformadoras, como Sural y otras. ¿Hasta cuándo?

TIP 3: Hoy es Día Internacional de los Derechos Humanos. Perfecto para pedir por una amnistía total a los presos y perseguidos políticos en Venezuela.