Destituido un alto cargo de China que tenía a dos gemelas como amantes

El máximo responsable de Interior en una ciudad del noroeste de China fue destituido al denunciarse que tenía por amantes a dos hermanas gemelas, informaron las autoridades locales en declaraciones a la agencia oficial Xinhua.

(foto archivo)

El escándalo sexual, último de varios que están filtrándose las últimas semanas en China, tiene como protagonista a Qi Fang, director del Buró de Seguridad Pública de la ciudad de Wusu, en la región autónoma de Xinjiang.

Qi fue acusado de abusar de su cargo para dar trabajo a las dos hermanas, con las que mantenía relaciones íntimas, después de que una fotografía de las dos mujeres, en ropas sugerentes, fuera filtrada en un portal de internet de Xinjiang, que culpaba al alto cargo de pagar con dinero público un piso de lujo a las muchachas.

Aunque la imagen fue rápidamente retirada del portal, las autoridades iniciaron una investigación en torno a Qi y reconocieron que “parte de las acusaciones en internet eran ciertas”, por lo que el jefe de seguridad pública fue destituido el pasado fin de semana.

Tras el cambio de líderes en el XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), han surgido en medios y redes sociales del país asiático varios escándalos sexuales en torno a altos cargos locales de diferentes zona del país.

Al caso de Qi se le une el de un alto cargo de Chonqqing (centro) que apareció en un vídeo pornográfico, o el de un miembro de una asamblea legislativa local en el noreste del país que fue destituido de su cargo después de ser acusado de violar a una periodista, entre otros.

Los expertos señalan que la revelación en serie de estos casos se debe a una campaña de activismo de los ciudadanos para denunciar la corrupción de sus líderes, después de que en el mencionado XVIII Congreso el presidente chino, Hu Jintao, llamó a una mayor lucha contra las malas prácticas de los políticos comunistas, dado que éstas amenazan con “hacer caer al Partido y al Estado”.

Hoy lunes se informó, al hilo de esta campaña contra la corrupción, que la provincia meridional china de Cantón iniciará un programa de transparencia según el cual los altos cargos provinciales deberán hacer público su patrimonio.

Esta iniciativa, que de momento sólo se aplicará en algunos distritos, llega en un momento de dudas sobre la riqueza de altos cargos chinos, después de que este año la prensa estadounidense publicara artículos en los que acusó a las familias del primer ministro chino, Wen Jiabao, y el futuro presidente, Xi Jinping, de haber usado su poder para enriquecerse.

Los escándalos sexuales y de corrupción de los últimos días, sin embargo, afectan por ahora a altos cargos de instancias locales, mientras que a nivel nacional el único en verse afectado este año ha sido el ex ministro y antiguo máximo líder de la metrópoli de Chongqing, Bo Xilai, acusado también de tener varias amantes. EFE