La prensa deportiva española se inclina ante los récords de Messi y Falcao

REUTERS/Grigory Dukor

El argentino Lionel Messi y el colombiano Radamel Falcao han agotado los calificativos en la prensa deportiva española después de derribar a base de goles sendos récords históricos: el barcelonista el de tantos marcados en un año, 86, y el rojiblanco por ser el primer del Atlético que hace cinco dianas en un solo partido.

Dos depredadores del área que aumentan su prestigio a base de hacer honor al gol. Messi sigue derribando cualquier reto que se le ponga por delante. En el estadio Benito Villamarín, frente al Betis, el jugador de Rosario marcó los dos tantos que le hacían falta para superar los 85 que firmó el alemán Gerd “Torpedo” Muller hace 40 años.

Messi fue más allá. Ahora tiene 86 y el reconocimiento general de la prensa deportiva. “Furia desatada”, resume el diario Marca, mientras que en los diarios de Barcelona resaltan la grandeza del delantero azulgrana, quien además encabeza la lista de goleadores de la Liga española con 22 tantos.

” ¡Qué grande¡”, señala el Sport, que añade una foto sonriente de Messi dedo pulgar apuntando al cielo, al mismo lugar donde envía las dedicatorias de todos sus goles. El Mundo Deportivo titula con un enorme número “86″, cifra mágica que aún puede ser elevada hasta fin de año. Su eficacia le llevó al Barça al triunfo frente al Betis en el estadio Benito Villamarín.

Otro “killer” del área, Falcao, sigue conquistando a la afición colchonera con su eficacia rematadora. Un “Tigre” que ya supera al madridista Cristiano Ronaldo en el pichichi, con 16 goles. Ante el Deportivo de la Coruña acertó cinco veces, en algunas de ellas con goles que hacer soñar aún más a los innumerables clubes que intentan cambiarle el color de la camiseta.

Cinco goles que le permitieron llevarse a casa un balón histórico, producto de la “Furia desatada” que salió de sus botas, un jugador “Insaciable”, según titula el diario As.

Hacía 10 años que un jugador no marcaba en la Liga española cinco goles en un solo partido. El último fue Fernando Morientes, del Real Madrid, que le endosó al Las Palmas una “manita” en 2002, con resultado final de 7-0.

EFE