Yahoo tiene que “bajarse de la mula” por incumplimiento de contrato

Foto: google.com

Un juez de México ordenó a la empresa de internet Yahoo el pago de 2.600 millones de dólares a su exsocio, el mexicano Carlos Bazán-Canabal, por incumplimiento de contrato, cifra que podría elevarse a 3.500 millones de dólares.

El juez civil del Distrito Federal, Jorge Luis Ramírez Sánchez, resolvió que la firma estadounidense deberá pagar 2.600 millones de dólares por daños y perjuicios tras la cancelación de un contrato de manera unilateral, de acuerdo al fallo emitido la semana pasada, y al cuál tuvo acceso Efe.

Ahora la firma estadounidense tiene de plazo hasta el próximo miércoles para apelar a esta resolución, de acuerdo a las leyes mexicanas, explicó a Efe una fuente judicial.

Bazán-Canal, a través de sus empresas Worldwide Directories e Ideas Interactivas, alcanzó en 2002 un primer acuerdo con Yahoo México y Yahoo Inc para trabajar en el desarrollo y aplicación de un servicio de búsqueda de páginas (directorio telefónico empresarial impreso y online), y en 2004 se renovó el contrato a cinco años prorrogables con la intención de expandirse a otros países.

No obstante, de acuerdo al demandante, en 2005 la firma estadounidense rompió la asociación de manera “unilateral” por lo que en 2011 se inició una demanda por violación de contrato, violación de promesa y lucro cesante.

“El juez ha determinado que se debe resarcir el daño por cancelar indebidamente el contrato; por el retorno de las tarifas pagadas al momento de firmar los contratos como el de expansión internacional y la pérdida de negocio no sólo en México sino en el extranjero”, comentó a Efe Bazán-Canabal en una entrevista telefónica.

Según el empresario, el monto podría elevarse hasta los 3.500 millones de dólares por otros conceptos, entre ellos, por ganancias proporcionales a las ganancias obtenidas después de terminar contratos.

“Antes de presentar la demanda, en noviembre de 2011, intentamos llegar a un acuerdo pero al no mostrar interés de la otra parte continuamos con el proceso judicial que ahora, incluso las leyes mexicanas nos dan la razón y llegaremos hasta las últimas consecuencias”, dijo el empresario.

Bazán-Canabal, cofundador de Yahoo México, se encuentra actualmente en EE.UU. para preparar otra demanda contra Yahoo por los mismos motivos.

De acuerdo al mexicano dicha empresa pública “jamás reportó a sus accionistas ni a la Securities and Exhange Commission (órgano regulador) que enfrentaba dicha demanda”.

Por su parte Yahoo Inc se ha pronunciado sólo una vez sobre este caso, a finales del mes pasado, en donde aseguraron en un comunicado que dicha demanda carece de fundamentos y sería apelada.

Yahoo es uno de los tres gigantes del correo electrónico mundial, junto a Gmail, de la firma Google, y a Hotmail, de la multinacional Microsoft.

EFE