Las Spice Girls resucitan en el West End londinense

Los éxitos pop de las Spice Girls que marcaron a toda una generación resucitan con fuerza en el musical más esperado y anunciado del año del West End londinense, “Viva Forever!”.

Paula Díaz/ EFE

La expectación es máxima en torno a esta producción, que se estrena hoy en el teatro Picadilly de Londres pero que ya ha recaudado más de cuatro millones de libras (4,9 millones de euros o 6,3 millones de dólares) en venta de entradas.

Como ocurrió con el célebre “Mamma Mia!” (no en vano comparten productora, Judy Craymer), el musical no se basa en las carreras de las cinco “spice”, sino que utiliza su discografía como hilo de una historia sobre la cara menos agradecida de la fama.

Viva, la protagonista, sueña con triunfar en el mundo de la música y por ello se presenta a un “talent-show” a lo “Factor X” junto con tres amigas para interpretar temas como “Look At Me”, el primer sencillo de Geri Halliwell como solista y el único tema del musical que no corresponde propiamente a las Spice Girls.

El destino y los hilos de una industria no siempre benevolente deciden que Viva consiga el éxito sola, sin sus leales compañeras, y que tenga que decidir entre la amistad y la familia o los flashes y la fama.

“Mama”, “Who do you think you are”, “Goodbye” o “Spice up your life” acompañan, junto a una sobreprotectora madre, a Viva durante un camino amargo en el que aprende a ser juzgada y a mantener los pies en el suelo.

“Viva Forever!” está escrita por la cómica Jennifer Saunders, conocida por sus guiones para series de televisión como “Absolutely Fabulous” y que se estrena en la meca teatral de la capital británica con este ligero musical para madres, hijas y amigas.

A la espera de las críticas de los exigentes diarios británicos, las redes sociales y los usuarios que han acudido a alguna de las sesiones previas al estreno aprueban con buena nota -los adjetivos más repetidos son “sorprendente” o “brillante”- un musical ideal para los seguidores más nostálgicos.

Se espera que el éxito de la producción contribuya a aumentar más, si cabe, la cifra de 75 millones de discos vendidos de las Spice Girls, el grupo femenino con más éxito de la historia.

Victoria Beckham, Emma Bunton, Melanie Chisholm, Melanie Brown y Geri Halliwell (también conocidas como “Pija”, “Baby”, “Mel C”, “Mel B” y “Ginger”) se unieron en 1996 y ese mismo año alcanzaron lo más alto de las listas de ventas con su primer sencillo, “Wannabe”, que se incluyó en el disco “Spice”, al que siguió “Spice World”.

A finales de 1998, Geri Halliwell dejó el grupo por diferencias con el resto de sus compañeras, que siguieron adelante y en el 2000 grabaron y lanzaron un nuevo álbum, “Forever”.

Tras convertirse en referencia del pop británico de la década de los noventa, el cuarteto se disolvió en 2001 y cada “spice” emprendió su carrera en solitario, con Victoria Beckham como la que logró triunfar profesionalmente a escala mundial, no en el mundo de la música, sino en el de la moda como diseñadora de su propia marca.

Algunos años y varios hijos después, las Spice Girls sorprendieron a sus seguidores en 2007 con un disco recopilatorio y una gira mundial, aunque su reaparición más celebrada fue la que tuvo lugar en la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres el pasado agosto.

Tal fue el impacto que, según “The Independent”, su breve actuación en el estadio olímpico generó una media de 116.000 “tuits” por minuto, más que la final de 100 metros lisos o la primera medalla olímpica del escocés Andy Murray. EFE