Cinco países que prohibieron las bolsas de plástico

Aunque su uso conlleva un gran coste ambiental, millones de bolsas de plástico se consumen en todo el mundo a diario. La mayoría de los plásticos pueden permanecer estables por 400 años sin degradarse. Algunos países han tomado inteligentes medidas para eliminar su consumo, estos son los más destacados.

En el primer lugar se encuentra Irlanda, país pionero en la toma de medidas para combatir el problema. Desde el año 2002 autoridades irlandesas implementaron el PlasTax, un impuesto del 20% sobre las compras, que se aplica a los usuarios de bolsas plásticas. La medida causo efecto de inmediato: el consumo de bolsas cayó en un 90% y el dinero recaudado fue destinado a programas de protección ambiental y de reciclado.

El 25 de Octubre del 2006 Escocia adopto un impuesto similar al irlandés, obteniendo iguales resultados que su vecino país.

El tercer lugar lo ocupa Taiwán en donde se distribuían 16 millones de bolsas plásticas por día, el gobierno decidió prohibirles a los supermercados que las suministren en forma gratuita.

Italia, uno de los mayores consumidores de bolsas de plástico, dio un paso adelante en el cuidado del medio ambiente prohibiendo las bolsas de plástico desde enero del 2011.

Cada año los italianos usan un promedio de cuatrocientas bolsas de plástico per cápita. Italia es responsable del 25% de todas las bolsas producidas y usadas en Europa.

El quinto lugar de nuestra lista lo ocupa Gabón que prohibió en julio del 2010 las bolsas de plástico. Estas fueron reemplazadas por sacos biodegradables y compostables.

El consumo de bolsas de plástico en el mundo

España es el primer productor de bolsas de plástico de un solo uso de Europa. Y el tercer consumidor. Una industria que sostienen 350 empresas que se dedican prioritariamente a fabricar el denominado film de plástico y que emplean a 11.000 trabajadores. Pero que genera 98.000 toneladas de residuos al año.

Cada español consume 238 bolsas de plástico de un solo uso al año, unas bolsas que tienen una vida útil de 20 minutos. El consumo total se eleva a 13.500 millones de bolsas al año. Muchas se reutilizan como bolsas de basura. Pero apenas se recicla el 11%.

El Gobierno español aprobó en marzo de este año un anteproyecto de una ley de residuos, que pretende reducir paulatinamente el consumo de bolsas de un solo uso hasta suprimirlas definitivamente en 2018.

Por otra parte, Catalunya redujo un 30% el consumo de bolsas de plástico de un solo uso, entre 2007 y 2009, tras la instauración del pacto entre fabricantes, distribuidores, comercios y asociaciones ecologistas, lo que sitúa el consumo actual en 1.700 millones de bolsas al año.

Cada año sólo los consumidores de EE. UU. tiran a la basura unos 100 mil millones de bolsas. El coste medioambiental de estos residuos se debe, en parte, a los materiales con los que se fabrican las bolsas – petróleo o gas natural – y las letras o colores de dichas bolsas pueden ser tóxicos. Sólo en EE. UU., deshacerse de esta cantidad de bolsas de plástico equivale a deshacerse de cerca de 12 millones anuales de barriles de aceite – y esto aparte de los daños que causan cuando algún animal salvaje queda atrapado en ellas, sobre todo en el océano.

Este año el estado con más población de Estados Unidos, California, va a prohibir definitivamente el reparto gratuito de bolsas de plástico con las compras.

El Distrito Federal (DF) mexicano, comenzó a prohibir desde Agosto 2009, en sus comercios y supermercados, la entrega gratuita de bolsas de plástico a los clientes, al ser implementada una medida para que éstas sean reemplazadas por otras biodegradables para reducir la contaminación, gracias a una modificación de la Ley de Residuos Sólidos.

Las bolsas de plástico y el medio ambiente

Como si de una esponja se tratase, las bolsas de plástico abandonadas pueden absorber compuestos químicos que hayan en el mar, aumentando así su potencial peligro para cualquier animal que las coma.

La sensibilización general sobre el peligro que suponen las bolsas de plástico abandonadas está en aumento, aunque sigue reciclándose sólo un 1% anual de las bolsas de plástico a nivel mundial.

Berryl Lane para LaReserva.com

Fotografías Flickr  1 2 3 4