Hombre enmascarado mata 2 personas y se suicida en centro comercial en Oregón

Un hombre enmascarado irrumpió hoy en un centro comercial en un suburbio de Portland (Oregón), lleno de clientes en época navideña, mató a dos personas e hirió a otra antes de suicidarse, informaron las autoridades.


El tiroteo, alrededor de las 15.30 hora local (23.30 GMT), sembró el pánico en el centro comercial Clackamas Town Center, cerca de la localidad de Happy Valley, un suburbio de Portland, pero las autoridades han soltado a cuentagotas información limitada sobre el incidente a lo largo de la noche.

En una rueda de prensa, el sargento Adam Philipps afirmó que las autoridades policiales han “identificado tentativamente” al sospechoso, aunque no divulgarán detalles hasta confirmar los datos al 100 %.

Philipps afirmó que el centro comercial, ubicado en un barrio de clase media, permanecerá cerrado mañana mientras continúan las investigaciones, y rogó al público y a la prensa a que no recurran a “especulaciones” sobre el motivo del crimen.

“Puedo confirmar que el tirador murió de una aparente herida de bala autoinfligida. Todo indica que la policía no hizo disparos en el centro comercial”, dijo el teniente James Rhodes, de la oficina del aguacil del condado de Clackamas.

En una rueda de prensa previa Rhodes dijo que, en aras de proteger los datos y pruebas recabadas en la escena del crimen, no daría más detalles sobre el sospechoso más que se trataba de “un hombre adulto”.

Agregó que la policía notificará a las familias de los otros dos muertos y que las autoridades trasladaron a una persona con una “herida traumática” a un hospital local.

Varios testigos describían a la cadena televisiva CNN la escena de caos en el centro comercial, en el que tanto empleados como clientes corrían fuera del edificio de dos pisos mientras otras se escondían en los vestidores de algunas tiendas y otros sitios.

Según los testigos, se escucharon varios tiros cerca de donde familias con niños hacían cola para hacer fotos con un hombre disfrazado de Santa.

Rhodes aseguró que “un centenar de agentes policiales” locales, estatales y federales han sido desplazados al centro comercial para inspeccionar, tienda por tienda, el centro comercial y ayudar en la evacuación de las personas.

“Hay varios empleados y clientes del centro comercial que se escondieron en varios sitios, y con cuidado nos estamos acercando a cada uno de ellos para escoltarlos fuera del centro comercial”, precisó Rhodes.

Al parecer, el individuo llevaba una máscara de Hockey blanca, un chaleco antibalas y un rifle de asalto, y logró acceso al centro comercial a través de la tienda Macy’s. Rhodes se negó a confirmar esos detalles.

Aunque el teniente señaló que sólo una persona fue responsable del tiroteo se negó a proporcionar más detalles sobre el sospechoso, su edad, vestimenta, tipo de arma o método para entrar al complejo comercial.

Por su parte, en otra rueda de prensa, el alguacil del Condado, Craig Roberts, dijo que la situación ya “está bajo control” en el centro comercial, que con 1,4 millones de pies cuadrados es uno de los más grandes del área de Portland y donde hoy había “10.000 personas”.

“Nos estamos moviendo hacia la fase investigativa del incidente” y el centro comercial permanecerá cerrado mañana mientras continúa la investigación, dijo Roberts.

Philipps dijo que las autoridades han reunido todas las pertenencias que muchos clientes dejaron al huir del edificio -como coches de niños, billeteras, recetas médicas, chaquetas, llaveros- pero que habrá “demoras” para devolverlos debido a la prioridad de investigar el crimen.

El tiroteo ha renovado el debate nacional sobre la tenencia y control de armas en Estados Unidos y su impacto en diversas masacres en la historia del país.

Según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), las autoridades revisaron entre enero y noviembre pasados poco más de 16,8 millones de antecedentes criminales en relación con la compra de armas en lo que va del año.

Esa cifra no equivale al número de armas vendidas sino a la revisión de antecedentes obligatoria que debe hacer el FBI para permitir la venta de armas en este país, según su página web.

Las autoridades de Oregón han establecido una página web y una cuenta en la red social Twitter tanto para informar del tiroteo como para pedir la ayuda del público y los familiares de las víctimas para esclarecer los motivos del crimen. EFE