¡Insólito! Fue a comer y en la factura le escribieron esto (Foto)

Tras cenar en un local y luego de recibir la factura de lo consumido, un trío de mujeres estadounidenses descubrieron que el mesero había escrito en el tique “chicas gordas” para calificarlas en la facturación.

Ofendidas, pidieron explicaciones al encargado que les ofreció, entre risas, 50 % de descuento.

Christine Duran, Christina Huerta e Isabel Robles, solo querían disfrutar de su cena, pero al pedir la cuenta se quedaron sin habla; la culpa no era del precio, sino del nombre que utilizó su mesero en el recibo para identificarlas: “Chicas gordas” (Fat girls).

El incidente ocurrió la semana pasada en el Chilly D’s Sports Lounge, un restaurante especializado en hamburguesas de California que se encuentra en el ojo del huracán de la opinión pública por un evidente caso de discriminación, publicó el sitio Crónica.com.

Las protagonistas no podían creer lo que tenían ante sus ojos: “Pedí la cuenta y me pregunté, ¿por qué el recibo dice ‘chicas gordas’?”, contó Duran a los medios locales.

“Al principio mis amigas no me creían; yo les dije: ‘¡No, lo digo en serio. Mira!’”, describió al momento que mostró la factura.

El enfado se apoderó de las tres jóvenes que, evidentemente, pidieron explicaciones. Al parecer, un camarero llamado Jeff escribió esta expresión en el sistema electrónico que acabó plasmado en el recibo.

“La cara del jefe denotaba que le parecía gracioso, pero a la vez trataba de no reírse”, dijo Durán, quien explicó cómo éste les ofreció, para intentar calmar los ánimos, un descuento de 25%, que luego elevó hasta 50%, pero las afectadas se negaron rotundamente.

El restaurante, tras la polémica generada, escribió en su página de Facebook una disculpa pública en la que se arrepiente totalmente del incidente y asegura que despidió al empleado que cometió tal discriminación.

“Lo que le ocurrió a estas jóvenes en nuestro bar fue inaceptable; comprendemos completamente por qué se han sentido heridas por lo que fue escrito y este tipo de trato es intolerable”, afirmó en su muro, que se convirtió en duras críticas contra el negocio de muchos usuarios que prometen no pisar jamás el local.