Psuv impidió que la AN haga seguimiento a obras para el Lago de Valencia

Sin mayores consideraciones, la plenaria de la Asamblea Nacional (AN) aprobó el informe sobre la situación que derivó en la crisis del Lago de Valencia, pero la mayoría del Psuv negó que el Poder Legislativo haga una labor de seguimiento a las obras y acciones que distintos organismos del Estado se han comprometido a hacer, para ayudar a las familias afectadas.

(Foto Avn)

El coordinador de la comisión especial de la AN, Manuel Briceño (Psuv), leyó las conclusiones del informe que fue presentado la semana pasada y que tenía observaciones por parte de los diputados de la oposición, Vestalia Sampedro e Hiram Gaviria.
Precisamente, fue Sampedro (Prove/Carabobo), quien propuso que se designara una comisión de seguimiento por parte de la AN, ante la necesidad de mantener vigiladas a las instituciones que se comprometieron a realizar obras para solventar el problema. “No han empezado las obras para levantar el dique que permitirá controlar el paso de las aguas del Lago de Valencia y por eso propongo constituir una comisión de seguimiento de planes y proyectos relacionados con el problema (…) es necesario que la AN establezca una instancia que vigile las acciones que se deben tomar”, insistió la Diputada.Manuel Briceño respondió que “la cuenca es muy compleja y, como expusimos en el informe, depende de varios aspectos. La respuesta que habría que dar es evitar que se repitan las mismas condiciones que derivaron en la crisis y de allí se desprende la necesidad de hacer un plan de ordenamiento del Lago de Valencia que ya está en el informe. Hacer un seguimiento involucra al menos a cuatro comisiones de la AN. Veo difícil que se designe otra comisión, es mejor articular las acciones para que se cumplan las previsiones del informe”, recalcó.

Por su parte, Hiram Gaviria (MUD/Aragua), saludó “la iniciativa de la plenaria de designar la comisión para atender el problema”, además de felicitar a la directiva de la AN por ser tan receptiva.

Destacó el trabajo de la comisión y de los ministerios de Vivienda y Ambiente, así como la colaboración que prestaron las gobernaciones de Aragua y Carabobo, organizaciones ambientalistas y medios de comunicación social.

“Respaldamos a las familias afectadas y pedimos que se apliquen las sentencias del TSJ que ordenan el desalojo e indemnización de los sectores de La punta y Mata Redonda y otros que también están sufriendo las consecuencias de esta crisis”.

Gaviria, sin embargo, pidió que se ponga “especial atención en las obras que se van a realizar, sobre todo el trasvase de las aguas del Lago de Valencia. Cualquier obra que signifique la evacuación de la aguas se debe hacer con estudios previos de impacto ambiental, para evitar problemas de salud”, exhortó el parlamentario.

Sin embargo, ninguna de las propuestas de la Mesa de la Unidad fue aprobada por la mayoría, solamente las que contiene el informe.

Las recomendaciones del informe

Es necesario garantizar el control del Lago de los Tacariguas para evitar su desbordamiento en masa. Fortalecer las infraestructuras existentes y acelerar hasta donde sea posible, la construcción de nuevos diques de contención y el transvase hacia el Río Pao.

Controlar la situación de desastre, particularmente en los sectores de La Punta y Mata Redonda, que requieren su evacuación y demolición total de manera inmediata; así como el resguardo y la seguridad de sus habitantes reforzando la presencia de los cuerpos de seguridad.

En virtud de esta situación y tomando como referente el Censo levantado por la Gobernación del estado Aragua y el informe de la Comisión Especial de la Asamblea Nacional, convocar de urgencia una reunión de la Vicepresidencia Ejecutiva de la República con el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, a los fines de evaluar, los mecanismos más expeditos y el financiamiento requerido para solventar la situación de los sectores y familias más afectadas, particularmente en los sectores de La Punta y Mata Redonda, quienes están amparados por las disposiciones emanadas del Tribunal Supremo de Justicia, así como el financiamiento requerido para solventar la situación de los productores agrícolas del estado Carabobo y para la recuperación total de la vialidad afectada.

Adelantar, dentro de lo posible, las obras que permitan recuperar otros sectores afectados por el desborde del Lago, y la reubicación de las familias bajo la modalidad casa por casa.

Considerar en lo inmediato, la formulación de un Plan de Ordenación del Territorio para toda la Cuenca del Lago de Los Tacarigua, donde se expliciten Planes de Manejo Integral Comunitario de todas y cada una de las cuencas de sus afluentes, así como un Plan de Ordenamiento Urbano y Urbanístico del Eje Maracay–Valencia; para cada una de estas ciudades, pero también para todo el sistema urbano de la Cuenca, que permita una redefinición de los usos urbanos del suelo y la articulación de las zonas periurbanas y redefinir los usos agrícolas de la tierra, las áreas sujetas a medidas de protección, conservación y restauración, para garantizar de manera permanente y sustentable el equilibrio hídrico de toda la cuenca del Lago.

Solicitar ante la Fiscalía General de la República la investigación correspondiente a los fines de establecer las responsabilidades institucionales e individuales por los daños patrimoniales ocasionados, relacionados con las decisiones y permisología que avalaron la ocupación de las tierras aledañas al Lago de Los Tacarigua; la urbanización de áreas cuyo uso disponía otras opciones, debido a los riesgos inherentes a su localización y el asentamiento de las comunidades hoy afectadas en su patrimonio familiar.

Evaluar el estado de avance de las disposiciones y obras de infraestructuras contenidas en los Decretos Presidenciales desde el año 1999 al presente, y su articulación con el reforzamiento de los diques de contención de los sectores La Punta y Mata Redonda, la puesta en marcha de un nuevo dique con cota de cresta 415 m.s.n.m., paralelo al dique existente en el sector La Punta con una longitud de 2.200 mts., la construcción de un nuevo dique en Paraparal de 1.200 mts. de longitud con cota de cresta 415 m.s.n.m y un nuevo transvase del río Aragua al Tuy.