Lula pide a UE no retroceda en los logros sociales por los que lucha su país

(foto archivo)

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió hoy a la Unión Europea que no retroceda en las “conquistas sociales” que ha conseguido y por las que lucha su país.

“Vosotros no podéis permitir en ningún momento que haya un retroceso de las conquistas que habéis hecho a lo largo de decenios, y por las que Brasil y otros países están luchando hoy. Nosotros luchamos por conquistarlas, vosotros por no perderlas”, dijo Lula al recibir en Barcelona (noreste de España) el XXIV Premio Internacional Cataluña, que le fue concedido en abril pasado.

El exgobernante brasileño (2003-2010) pidió a la UE que supere los “defectos” en su funcionamiento que ha evidenciado la crisis económica y financiera para no retroceder en las conquistas sociales y del Estado del bienestar, que han servido de ejemplo a otros países de todo el mundo.

Recordó que fue necesaria mucha lucha para conseguir el Estado del bienestar actual en la UE, por lo que ha subrayado que la Unión Europea es “un patrimonio de la humanidad en el campo de la democracia y los derechos”.

“La lucha de Europa durante siglos ha sido ejemplo para muchas personas. Ahora no podemos perder la esperanza, no podemos creer que la crisis causada por el sistema financiero es más grande que la capacidad de lucha. Si creemos que esto no es así, podremos superar la crisis y asegurar que Europa garantice el Estado del bienestar”, esgrimió.

En ese contexto añadió que “la UE está más unida que nunca, pero se ve que tiene defectos. Esto no puede llevar a la desesperación, es un momento para mucha reflexión y mucho debate”.

Lula, que recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2003, señaló que el desarrollo global debe ser el resultado del progreso de todos los continentes, por lo que es el momento de la inclusión de los pobres en la economía de sus países y de incluir a las naciones pobres en la economía mundial.

El exmandatario brasileño recordó que cuando se le comunicó la concesión de este galardón en abril pasado acababa de enfrentar “la batalla más dura, la lucha por la propia vida”, ya que justo terminaba el tratamiento contra el cáncer de laringe que superó y del que ahora ya está recuperado y, según destacó, “dispuesto para nuevas batallas”.

Lula recibió el galardón de la mano del presidente en funciones del gobierno autónomo de Cataluña, el nacionalista catalán Artur Mas, en reconocimiento de sus logros como gobernante de Brasil, donde su política de crecimiento hizo emerger una clase media y favoreció un reparto más justo de la riqueza y las oportunidades.

En su intervención durante el acto de entrega del premio, Mas admitió que se están dando pasos atrás en el Estado del bienestar, de lo que culpó a la presión “muy dura” de la política europea y al Estado español.

“Cataluña, con sus propios recursos, podría garantizar mejor el Estado del bienestar”, subrayó Mas, para recordar que uno de los objetivos de la concesión del Premio Internacional es “situar a Cataluña en el mundo y contribuir a la transformación del mundo”.

El Premio Internacional Catalunya está dotado con 80.000 euros (más de 103.000 dólares) y la escultura “La clau y la lletra” (La llave y la letra), de Antoni Tàpies.

En la edición de 2011 de estos premios, fue galardonado el escritor japonés Haruki Murakami.

Al final de su discurso, Mas bromeó con que hasta 2014 “Brasil puede estar tranquilo porque Cataluña no tendrá una selección que pueda competir internacionalmente”, pero advirtió que después de esta fecha y con el referéndum de autodeterminación que planea realizar, la situación podría “ser diferente”. EFE