¿Pollo? No hay

Neveras y cavas son limpiadas en espera del producto para ser vendido. (Foto José López)

Enviar cadenas en las redes sociales, mensajes de texto o recorrer bodegas, abastos y supermercados, son las estrategias utilizadas desde hace dos semanas por los habitantes de Puerto Cabello para comprar pollo, proteína indispensable para la dieta diaria, publica El Carabobeño.

Litzy Sanz Nava | [email protected]

Manuel Rodríguez, obrero y residente de Santa Cruz, se tomó un día de asueto laboral y desde las 8:00 de la mañana de este jueves se montó en la misión de ubicar el rubro por toda la ciudad. “He ido hasta Morón, dispuesto a comprarlo al precio que sea”, señaló.

El esfuerzo está supeditado a que en su hogar, tras un incremento del precio de la carne, sus hijos se acostumbraron a comer únicamente pollo. “Ya no tiene sentido, los dos están igual de caros pero sobre todo escasos. De cualquier modo es el salado de mi casa y lo buscaré donde sea”.

A las 11:00 de la mañana, Rodríguez ya había recorrido varios supermercados y comercios asiáticos. En uno de ellos coincidió con Victoria Villegas, ama de casa de El Portuario, quien también manifestó su preocupación por la escasez del rubro, debido a que sus tres hijos sólo comen pollo en sustitución de la carne o pescado.

Villegas aseguró haber tenido un poco más de suerte que Mariana Suárez, residente de Cumboto II, pues a través de una cadena familiar se enteró que en un supermercado en Rancho Grande estaban vendiendo hasta dos pollos por persona.

Aún así, Villegas lamentó que al igual que el azúcar, que también lleva días desaparecida de los estantes y anaqueles, al entrar en los comercios constata además la ausencia de algunos rubros como leche y harina de maíz precocida.

Tras aguantar una cola de 15 personas, en horas de la tarde Manuel Rodríguez, logró adquirir dos pollos y varias bandejas del producto deshuesado.

Los consumidos manifestaron su preocupación, tras la publicación en Gaceta Oficial que en julio de 2012 autorizó un aumento del 38% al precio el rubro. Por el el kilo de pollo entero o picado deben cancelar 15,61 bolívares, mientras que por la pechuga con hueso pagan Bs. 24,03 y 37 sin hueso.

Esto situación hace más cuesta arriba la adquisición del rubro que comienza a desaparecer de las neveras de varios comercios en la jurisdicción.

Más de dos toneladas de pollo en diciembre

Paradójicamente, mientras los porteños recorren la ciudad en busca del producto, al puerto de Puerto Cabello arribaron, los primeros días de diciembre, dos mil 39 toneladas 801 kilos de pollo. Información suministrada por la edición número 14.126 de la revista digital “Informes”, encargada de registrar los movimientos portuarios en la Zona Primaria carabobeña, apuntan que el buque “San Andrés” de bandera antigüeña, propiedad de la línea naviera y de transporte marítimo Zim Line, proveniente de Brasil, arribó al puerto de Puerto Cabello con 51 contenedores (mil 425 toneladas 526 kilos) de pollo congelado. Sadia, S.A. envía la carga a la empresa estatal Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas. La motonave “Heinrrich Sibum”, propiedad de la línea naviera y de transporte marítimo Zim Line, proveniente de Brasil, arribó al muelle 12 del puerto local con 93 contenedores (dos mil 541 toneladas 350 kilos) de pollo congelado. Una revisión a las publicaciones anteriores de la publicación, permitió constatar que al menos una vez al mes, toneladas de pollo y carne llegan al puerto carabobeño con destino principalmente a la estatal CASA.También la mayoría de estos rubros provienen de países como Argentina, Uruguay y Brasil, siendo este último el principal proveedor de pollo y carne para la mesa de los venezolanos.