Voluntad Popular llevó la Navidad a abuelitos de La Providencia en la parroquia San Juan

Al ritmo de aguinaldos y parrandas, los activistas de Voluntad Popular en Caracas llevaron alegría en esta época decembrina a los abuelos del asilo La Providencia, ubicado en la avenida San Martín.

 

Los voluntarios naranjas entregaron un donativo de ropa, que fue recolectada en la operación “Con Voluntad ayuda en Navidad”, que se mantuvo activa en el mes de noviembre, con la cual también se beneficiarán a otros ancianatos y zonas populares de la capital.

 

Ismael león, Responsable de Voluntad Popular en Caracas, destacó que esta actividad forma parte de la celebración del tercer aniversario del partido, que tiene como uno de sus ejes principales la labor social, porque “para ser un líder político, primero hay que ser un líder social”, recordó León.

 

“Son más de 80 viejitos que se encuentran en este asilo que tiene 123 años, a quienes hemos venido a traer alegría y ropa que recibimos como parte de la solidaridad de los caraqueños que contribuyeron con nosotros en el operativo ‘Con Voluntad ayuda en Navidad’”, dijo León.

 

El dirigente de Voluntad Popular, tras hacer un recorrido por las instalaciones del recinto, hizo un llamado al Gobierno Nacional para que tome en cuenta esta institución que requiere de apoyo económico para seguir sosteniendo su loable labor. “No entiendo cómo un asilo como éste, que tiene más de 80 personas de la tercera edad, pueda mantenerse solo. No entiendo cómo se gasta tanto dinero en armas, y no en las cosas importantes de este país, como lo es este caso. Esto necesita tener un presupuesto propio, una partida para las medicinas, el mantenimiento, la comida… Esto es lo que debería ver el corazón de la patria, el corazón de la patria debería ubicarse aquí, donde la gente necesita ayuda”, expresó.

 

Igualmente, pidió atención a los familiares de las personas que se encuentran recluidas. “Es necesario que la familia entienda que no se trata de traer a un viejito y dejarlo aquí, sino que deben estar pendiente de él. Es verdad que existe la caridad de las hermanas, de Dios, y de lo que ellos llaman ‘el milagro de la providencia’, pero las familias no pueden dejarlos aquí abandonados y despedirse de ellos, ellos necesitan de cariño, amor y de todos nosotros”.

 

León anunció que en los próximos días repetirán la jornada en el ancianato Conde Flores, ubicado detrás del Palacio de Miraflores, donde hay más de 150 abuelitos que serán beneficiados.

 

Prensa Voluntad Popular