Félix Velásquez: Entre el cálculo político y la movilización

Muchos partidos se están jugando el pellejo en estas elecciones del 16 de Diciembre, no solo porque se pueden quedar sin representación política, sino porque se pueden ganar el desprecio de un pueblo que ha venido confiando en ellos y, estos lo único que hacen es jugar al cálculo político para ver si pierde su mismo compañero de oposición para ellos agarrar el liderazgo.

Es un delito moral el no ayudar a que la oposición gane la mayor cantidad de gobernaciones el próximo domingo, es un delito dejar que el gobierno tiña de rojo el mapa político electoral sin darle chance a la pluralidad, la descentralización y el progreso.

Que no se les ocurra a los partidos políticos ir en contra de candidatos opositores solo por el celo político y el sectarismo, es la hora de la unidad, el momento de frenar el avance del socialismo y del retroceso del país. Si votamos con conciencia y salimos a votar sin pensar en que hacen los demás partidos podemos tener resultados exitosos y satisfactorios este domingo 16 de Diciembre.

Las cartas están echadas, el gobierno y la oposición no tienen más allá, unos van a reimpulsar el socialismo y los otros a impulsar el progreso como forma de vida y modelo de sociedad.

Queremos hacerle un llamado a las organizaciones políticas: Voluntad Popular, Avanzada Progresista, Primero Justicia, AD, Copei, ABP, entre otras, para que hagan la movilización que nunca en el país se haya hecho en elecciones regionales. No olviden que el futuro se pondría muy oscuro si se pierden gobernaciones que están en manos de dirigentes con visiones democráticas, es el último tren para la dirigencia de turno, una derrota más los sepultaría como referencia y conducción de masas.

Preparen a sus movilizadores, alisten el uno por 10, no dejen de llamar a sus familiares amigos y votos que se tienen seguros, no les de pena molestar a sus compañeros para que no dejen de ejercer el voto, cada voto cuenta y más para un país que se lo están regalando a los Chinos, Cubanos y Bielorrusos. Quedarse en la casa y no votar será considerado como la peor puñalada que se le pueda dar al sistema democrático venezolano.

Vamos todos a votar con conciencia, determinación y coraje para frenar todos los avances totalitarios de esta moribunda revolución. Si el gobierno avanza vendrá días muy oscuros para los venezolanos, la inflación, la inseguridad, el desempleo y la falta de oportunidades serán la punta de lanza del año 2013.

Que nadie se quede en su casa, todos los dirigentes nacionales de los partidos que salgan a la calle a buscar los votos y a motivar al electorado, nada de oficinas totalizadoras, ese trabajo es para técnicos, el trabajo del político es la calle y los votos como medio para reencontrarnos con la victoria, así le devolveremos la tranquilidad a Venezuela.