Matan mujer de un tubazo en la cabeza

ARCHIVO

La mató porque supuestamente lo engañaba con otro hombre. Al menos esa es la versión que maneja la Policía científica por el homicidio de Luz Kelly Ricardo Molina (31). Su concubino, Juan Alfonso Pérez Padilla (30) le golpeó la cabeza con un tubo y le fracturó el cráneo. Texto diario La Verdad.com.

Gritos, insultos y golpes. La pareja discutió el pasado jueves en la hacienda agropecuaria 39, ubicada en la vía Ilapeca del municipio Rosario de Perijá. Ahí residían y trabajaban como cocinera y vigilante desde hace cinco años, cuando llegaron a Maracaibo provenientes de Colombia.

Pérez la celaba. Al parecer y según lo informó Franklin Navarro, supervisor de subdelegaciones de la Policía científica, la pareja tenía problemas desde hace varios meses. Pérez la acusaba de que era amante de varios hombres de la zona.

El miércoles pasado discutieron y, en la habitación que compartían en una vivienda rural él agarró un tubo y le golpeó un costado de la cabeza. Ella cayó inconsciente y pereció a los minutos. Se desangró y perdió masa encefálica.

Los trabajadores de la finca cuentan que luego del alboroto hubo mucha calma. Luego la puerta se abrió y vieron salir a Pérez, quien al verlos curioseando les dijo: “La maté y ya me voy”. Seguidamente se terció en el hombro una bolsa y se fue.

Mientras el hombre se alejaba, sus compañeros corrieron a la pieza y encontraron el cadáver de la cocinera entre la puerta y el patio. Corrieron a avisarle a los dueños y a la Policía.

Investigación

Los funcionarios de la Policía científica levantaron el cadáver y lo llevaron a la medicatura forense. La necropsia arrojó como resultado que sólo recibió un golpe contundente, el que le partió el cráneo en varias partes. Hasta el cierre de esta edición no se presentaron familiares ni dolientes de la víctima. Se espera que en las próximas horas reclamen el cuerpo o que el consulado colombiano intervenga y le comunique a la familia el deceso.

Se presume que Pérez huyó para Colombia, de donde es oriundo. El Ministerio Público lo imputó. Uniformados de la Policía científica ya tienen la orden de aprehensión. En la frontera y en los terminales terrestres y aéreos del Zulia está fichado.