Échate un bañito en la “piscina del diablo” (VÉRTIGO)

Las cataratas Victoria, constituyen un salto de agua del río Zambeze situado en la frontera de Zambia y Zimbabue, miden aproximadamente 1,7 km de ancho y 108 m de alto. Se consideran un espectáculo extraordinario debido al estrecho y raro abismo en que el agua cae.

Entre septiembre y diciembre, debido a los bajos niveles de agua, es posible nadar de manera segura, al borde de las cataratas en esta piscina natural a la que puede accederse a través de la isla Livingstone. Este lugar tan extraño es llamado Devil’s Pool, en castellano: “la piscina del Diablo”.

Es una atracción adicional a la ya increíble de por sí contemplación de las cataratas Victoria, que sólo se puede disfrutar en la temporada de bajo caudal, ya que si no, los bañistas se verían arrastrados por el salto de agua.

Se encuentra a 100 metros del fondo de las cataratas, no es la piscina más grande del mundo, pero sí una de las más peligrosas.
Las crecidas del río pueden ser tan rápidas que en cuestión de minutos el caudal puede subir hasta 1 metro.