Lindsay Lohan admite haber perdido el control

Ha tocado fondo y lo sabe. Lindsay Lohan quiere recuperar su vida, quiere volver a ser aquella niña inocente y buena que veíamos en Tú a Londres y yo a California y para ello no va a dudar en acudir a la ayuda de un profesional si es necesario.

Europapress.es

Al menos así lo asegura el portal de noticias TMZ, en donde señalan que la actriz ha admitido que ha perdido completamente el control sobre su vida. Una vida que parecía haber vuelto a encauzar en el pasado mes de marzo cuando concluyó su periodo de libertad condicional.

Por aquel entonces la jueza que llevaba su caso le dio un consejo: “Menos salidas nocturnas y más trabajo”, pero a juzgar por sus últimas fiestas y encontronazos con la policía, parece que la joven de 26 años ha desoído por completo las recomendaciones de la magistrada.

A pesar de ello, Lindsay parece haber recapacitado y, tras muchas reflexiones, ha llegado a la conclusión de que por sí sola no puede salir del profundo y fangoso agujero en el que se ha metido.

“Está desconsolada. En numerosas ocasiones, ha llamado entre lágrimas a su abogada pidiéndole ayuda”, comentaba un amigo de la actriz a TMZ. “Está dispuesta a acudir a la ayuda de un profesional si es necesario”, señalaba la misma fuente.