Patrulleros irrumpen en clínica para cometer ajusticiamiento

Unos veinte funcionarios de Patrulleros de Caroní entraron en la Clínica Manuel Piar, en San Félix, para matar a quien creían había asesinado a uno de sus compañeros este sábado en la tarde en la ruta II de Vista al Sol. Por error, sacaron al joven Ángel Amable Colome Cruz, hermano de Ronny Matón, quien fue devuelto muerto al centro de salud con tres tiros, informa Correo del Caroní.

Horas después del rapto y la ejecución de Ángel Amable, unas treinta motos, un camión lleno de gente, varias camionetas pick-up y carros particulares embistieron la sede del Comando Motorizado de Patrulleros de Caroní ubicado en Nueva Chirica.

El grupo de cincuenta personas arrojaron piedras, bombas molotov, dispararon y quemaron dos carros de los uniformados y una patrulla.

El Cicpc citó a policías y milicianos para que declararan respecto a los patrulleros que llevaron muerto a Ángel Amable Colome Cruz al hospital de Guaiparo

Germán Dam V.
Fotos Wilmer González

“¿Pa’ dónde llevan a Chicho?, preguntó Isa, su hermana, a uno de los más de 20 policías municipales que irrumpieron en la Clínica Manuel Piar y sacaron vivo, caminando y a golpes a Ángel Amable Colome Cruz.

“Está muerto”, fue la respuesta que recibió Isa.

Entre gritos, empujones y amenazas lo montaron en la unidad 014 y se fueron escoltados por patrullas y motos. Cruzaron todo el barrio Primero de Mayo, y la avenida Libertador, entraron en Los Alacranes y allí lo ajusticiaron.

Chicho, de 26 años y hermano de Ronny Matón, tenía un disparo en la cadera cuando fue ingresado a la Clínica Manuel Piar. Después de su rapto llegó muerto y con otros tres tiros: uno en el pectoral izquierdo, otro en el abdomen y en el brazo derecho, al Hospital Dr. Raúl Leoni.

Las personas apostadas en las afueras de la Emergencia aseguraron que al joven lo trasladaron al centro médico un grupo de funcionarios de Patrulleros de Caroní en la unidad 060. “Llegaron, lo bajaron y se fueron”, contó la mamá de un hombre hospitalizado en Guaiparo.

Minutos antes

Abraham Aponte, el funcionario asesinado el mediodía de este sábado, tenía 11 años de servicio en la Policía municipal

Antes de ingresar a la Clínica Manuel Piar, Ángel Amable hablaba frente a su casa con el Gringo, sobrenombre con el que era conocido Jimmy José Bolívar González. Varios hombres armados llegaron a la vereda José de Madariaga de la ruta II de Vista al Sol y los tirotearon.

Jimmy recibió múltiples disparos en la cabeza y murió en el acto. Chicho fue alcanzado por una bala en la cadera y su familia lo llevó al Ambulatorio de Vista al Sol. Simultáneamente ingresó otro hombre que resultó herido siendo ajeno al problema, Abad Mendoza, de 54 años.

Ambos fueron remitidos a otros centros de salud: Ángel a la Clínica Manuel Piar y Abad, transportista de Friosa, al hospital de Guaiparo. “El señor recibió un disparo en la región frontal, otro en el pómulo izquierdo y otro en la mano izquierda”, explicó una doctora.

“No sabemos qué fue lo qué pasó porque todo ocurrió muy rápido. Se escucharon los tiros y cuando salimos, los muchachos estaban en el piso… el Gringo, muerto, y Chicho, pidiendo ayuda”, comentó una conocida de ambas víctimas.

Venganza errónea
A la 1:30 de la tarde -a la misma hora que sujetos desconocidos tirotearon a Jimmy y el hermano de Ronny Matón- un funcionario de la Policía del municipio Caroní fue asesinado en la carrera Italia, la calle que divide a Vista al Sol del barrio Cristóbal Colón.

“Estaba por la ruta II de Vista al Sol con su esposa y su hijo. Iban en su carro cuando lo interceptaron para robarlo. Él trató de huir y comenzaron a dispararle. Manejó hasta esta calle y acá lo terminaron de matar”, contó sobre este homicidio el director de Patrulleros de Caroní, José Goitte.

Lo identificó como oficial Abraham Aponte. Tenía 40 años de edad y desde los 29 prestaba servicio en la Policía municipal. Agregó que los homicidas, según los testimonios aportados por testigos, iban en una Toyota Hilux, color negro, que huyó hacia Nueva Chirica.

A raíz de este crimen los municipales se desplegaron en las barriadas adyacentes y durante la búsqueda les llegó la información sobre el herido en la Clínica Manuel Piar, lo buscaron y lo ejecutaron. “Fue una equivocación”, dijeron fuentes vinculadas al organismo.

Cicpc va con todo

El Eje Contra Homicidios de la Policía científica (Cicpc) comenzó las investigaciones que permitirán identificar y capturar, en las próximas horas o días, a los funcionarios de la Policía del municipio Caroní que participaron en el rapto y ejecución de Ángel Amable Colome Cruz.

Ayer en la tarde colectaron los videos de las cámaras de seguridad de la Clínica Manuel Piar y citaron a declarar a los vigilantes, enfermeras y médicos que presenciaron cuando los municipales se llevaron vivo a Chicho, el hermano de Ronny Matón.

Posteriormente se trasladaron al hospital de Guaiparo y también citaron a declarar a funcionarios de la Brigada Hospitalaria de la Policía estadal (PEB) y de la Milicia Bolivariana de Venezuela. La familia de Ángel les entregó la ropa que llevaba puesta cuando lo hirieron en Vista al Sol.

“La camisa tiene un solo hueco, que fue el del tiro que le dieron cuando hablaba con el Gringo, y eso se lo entregaremos al Cicpc. También están las facturas de cuando ingresó a la Clínica Manuel Piar, y eso también se lo daremos a los funcionarios”, dijo Isa, la hermana de Chicho.

Dijo que aunque su hermano estaba imputado por el delito de homicidio intencional calificado por motivos fútiles e innobles y que era uno de los que iría a juicio por el triple homicidio ocurrido el 29 de febrero en Vista Alegre, este abuso policial debe ser investigado.