Ejército nepalés persigue a un elefante asesino

Los soldados están tratando de cazar a un elefante salvaje enfurecido que ha aterrorizado a las aldeas del sur de Nepal y mató a cuatro personas en tres meses, indicó una fuente oficial el lunes.

Las últimas víctimas fueron dos personas de unos 60 años que fueron arrastradas fuera de su choza y pisoteadas el sábado pasado en el Parque Nacional Chitwan, a 150 km al sur de Katmandú, indicó el jefe del distrito, Himnath Dawadi.

“Los arrastró con su trompa, los llevó afuera y los mató”, afirmó, agregando que el elefante “había enloquecido”.

“En los últimos tres meses, este animal mató a cuatro personas. Por eso pedimos a los soldados del ejército nepalés, que custodian al parque nacional, que lo matasen. Están cazándolo en el bosque”, declaró Dawadi a la AFP.

En Nepal hay unos 300 elefantes, incluyendo a unos 100 adultos domesticados que llevan a los turistas a visitar la jungla en los numerosos complejos vacacionales que realizan safaris.

Muchos se encuentran en las llanuras subecuatoriales de Terai (sur), donde el contacto con los seres humanos a menudo presenta problemas.

Toda persona acusada de matar a un elefante puede ser condenada a una pena de hasta 15 años de prisión, aunque la ley permite que las autoridades maten elefantes considerados responsables de la pérdida de vidas humanas.