Enfermera que se suicidó tras una broma es enterrada en la India

FOTO REUTERS/Danish Siddiqui

La enfermera india que se suicidó tras sufrir una broma radiofónica que involucraba a la familia real británica será enterrada hoy en el pueblo del sur de la India del que es originario su marido, informó a Efe una fuente policial.

El féretro con el cuerpo de Jacintha Saldanha llegó hacia el mediodía al pueblo de Shirva, en el estado de Karnataka, y recibirá sepultura en las próximas horas en un cementerio local, afirmó el superintendente de la policía regional, M. Boralingaiah.

“En estos momentos (16.10 hora local -10.40 GMT-) el ataúd está siendo trasladado a una iglesia católica y tras el funeral Saldanha será enterrada en el cementerio que se halla contiguo al templo”, señaló la fuente.

De acuerdo con Boralingaiah, cerca de un millar de personas esperaban la llegada de la comitiva fúnebre en el exterior de la iglesia y aseguró que se ha desplegado un fuerte dispositivo de seguridad para que no se produzcan incidentes.

El ataúd con el cadáver de la enfermera llegó el domingo al aeropuerto internacional de la ciudad occidental india de Bombay procedente de Londres y desde allí emplearon otro avión para trasladarlo a la localidad meridional de Mangalore.

A última hora de la tarde del domingo el féretro fue depositado en un tanatorio de la ciudad de Manipal, próxima a Mangalore, y hoy fue trasladado por vía terrestre a Shirva, a unos 20 kilómetros de distancia.

La enfermera, madre de dos hijos, apareció ahorcada a comienzos de diciembre, tres días después de caer en una encerrona de dos presentadores australianos que gastaron una broma al hospital donde estaba ingresada la duquesa Catalina de Cambridge por su embarazo.

Saldanha atendió por teléfono a los locutores de la emisora 2DayFM que se hicieron pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos, y transfirió la llamada a otra compañera del hospital londinense para que les informara sobre el estado de la duquesa.

La esposa del príncipe Guillermo dará a luz en 2013, en un mes todavía por determinar, a un niño o una niña que se convertirá en el tercero en la línea de sucesión al trono británico. EFE