¿Hay cura para la fobia sexual?

(Foto archivo)

¿Eres de los que le da miedo tener relaciones sexuales? No temas. Éste es un problema que pudiera parecer extraño para quienes gozan de una vida sexual activa y plena, pero que es una realidad en algunas personas, quienes por diversos motivos, evitan entrar en contacto íntimo con otros individuos. ‘Las mujeres en este caso son las más afectadas. Especialistas indican que esta enfermedad ha crecido enormemente durante los últimos años ya que en las consultas terapéuticas las pacientes son en su mayoría jóvenes de 20 años’, señaló el sexólogo y psicólogo Eliecer P. Rivera.

La Estrella

TIPOS DE FOBIAS

El doctor explica que una de las posibles causas frente al padecimiento de la fobia sexual es el haber sido víctima de una violación. Esta experiencia traumática puede gatillar lamentables consecuencias en la persona, quien después de este hecho, puede llegar a sentir incluso repulsión por los encuentros sexuales con su pareja, evitando a toda costa llegar a la intimidad.

Los síntomas de una persona con un problema psicológico serían: tienen temor de dar un beso, al contacto genital, a hablar de sexo, a ver una mujer hermosa, a los olores sexuales, les da pena mostrar los pechos, a ser penetrada, etc’, detalló Rivera.

TRATAMIENTOS

Pero, ¿existen tratamientos efectivos para curar este tipo de fobias? Los especialistas consultados coinciden en que sí: proponen combinar terapia de desensibilización con medicación para controlar la ansiedad en caso de ser necesario (recomiendan una clase de antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina).

Adrián Helien, médico psicólogo y sexólogo, señala que ‘La terapia cognitiva conductual es la que ayuda a la sensibilización necesaria para curar estos trastornos’, manifiestó en una entrevista que le hizo el diario La Nación. Según explica, esta terapia consiste en un acercamiento paulatino de la persona a sus fobias; en esa escala de aproximación se logra bajar los niveles de ansiedad que son los que anteceden al miedo.

Así, por ejemplo, si una mujer teme ser penetrada el terapeuta empieza a trabajar sobre la percepción que ella tiene sobre su cuerpo y así avanza paso a paso en unas 10 ó 12 sesiones hasta que logra superar su fobia. ‘A veces, se hace necesario acompañar las sesiones de terapia con una medicación tipo antidepresivo para superar la ansiedad’, aclara Helien. Esto ocurre en uno de cada cinco casos, aproximadamente, detalló.

RECOMENDACIONES

Las personas ansiosas necesitan tener todo bajo control y lo que les produce mayor angustia son los acontecimientos negativos impredecibles. ‘No es recomendable huir de aquello que produce temor ya que este lo incrementa, solamente enfrentándolo lograrías hacerlos desaparecer’, apuntó Rivera.

‘Algunos miedos son innatos y naturales, que son los que nos protegen del peligro, pero otros son adquiridos debido a una experiencia negativa. El tratamiento oportuno puede liberarnos de esta pesada carga, enfatizó Rivera.