El Zulia FC negocia con patrocinantes para subsistir

La incertidumbre sobre el futuro del Zulia FC no parece ser tan “negro”, a pesar de que su principal impulsor, el gobernador Pablo Pérez, fue derrotado en las elecciones del pasado 16 de diciembre. El vicepresidente del cuadro “petrolero”, Alfredo Morales, conversó con La Verdad y aseveró que el equipo “se mantiene” en el balompié profesional.

El principal músculo financiero de la institución es la Gobernación del estado, órgano que cambiará de mandatario (Francisco Arias Cárdenas), situación que motivó a los “negriazules” a manejar otras opciones: “Estamos en conversaciones con dos potenciales patrocinantes provenientes de la empresa privada, que asumirían gran parte de los gastos del club”, enfatizó Morales.

La escuadra local tiene asegurada su participación en el torneo Clausura 2013. El directivo indicó que no han tenido ningún acercamiento con el nuevo mandamás o algún miembro de su gabinete de trabajo, pero no descartó la posibilidad de soltar las riendas de la oncena local: “Siempre he dicho que si tengo que entregar el equipo para que se mantenga en pie y continúe, lo haré”.

Asimismo, aclaró que el conjunto no dejará de ser una fundación por recibir apoyo económico del sector privado. También resaltó la preocupación del máximo funcionario regional por el elenco luego de su revés electoral.

Fácil de mantener

La baja demanda monetaria del combinado zuliano hace más viable su permanencia en el tiempo. Las fuerzas básicas son las precursoras de las nuevas figuras y se convirtieron en la base del funcionamiento del estratega Álex García, situación que permitió evitar gastos en fichajes rutilantes.

El buque del patio es considerado una de las nóminas más cortas del fútbol venezolano. La temporada anterior (Clausura 2012) fue el segundo con menos incorporaciones: apenas dos refuerzos (Jámerson Rentería y José Félix Gutiérrez).

Talento local

Zulia FC apostó por futbolistas del estado al contar con 20 jugadores nacidos en la región de los 28 inscritos en la plantilla de Primera División; 16 de ellos son oriundos de Maracaibo, mientras los cuatro restantes tienen sus raíces en Ciudad Ojeda, lo que representa el 76 por ciento de la nómina “petrolera”.