Runrunes del martes 18 de diciembre de 2012

ALTO
EL PACIENTE:

Tras el oportuno comienzo con boletines en cadena leídos por el ministro Villegas,  el sábado y el domingo nos volvieron a disfrazar la verdad -y hasta mentir- por boca del ministro Arreaza cuando señalaba que había hablado con su suegro varias veces, que había enviado mensajes de unidad y participación electoral y hasta un saludo a los visitantes a la Cumbre de la Alba. Mucho menos que Fidel Castro lo visitará en su lecho de enfermo. Las visitas están prohibidas en la Unidad de Cuidados Intensivos del CIMEQ. Sólo sus familiares más cercanos han entrado a su cubículo pero no para hablar sino para verlo y que él los vea. Supe que solo pedidos de comida, sus anuncios de dolor y por supuesto, el cariño de sus hijos, ha podido manifestar el paciente. Las anunciadas visitas de presidentes han sido rechazadas hasta nuevo aviso. Cuando el mandatario pasó a su habitación, apenas unos dos días, estuvo más tranquilo y allí su familia compartió más tiempo con él. Los altibajos en su recuperación incluyeron la confirmada hemorragia confesada por el anuncio oficial, problemas respiratorios, entradas y salidas en coma y un malestar permanente de dolores en las zonas afectadas por la enfermedad. Su situación, por ahora, no le permite estar hablando aunque no ha estado entubado ni le pusieron tornillos en las vértebras como se regó en las redes pues ellas están muy debilitadas. Si Arreaza tuvo sus mentiras piadosas para los seguidores del proceso, en medio de la elección, la exagerada mentira de la ex candidata a la gobernación de Amazonas, Nicia Maldonado, se ganó el premio. Ella afirmó ayer que había visto una foto del presidente parado y recuperándose. Como sería la exageración que ayer mismo el vicepresidente en funciones presidenciales emitió una declaración diciendo “no hemos entrado en comunicación directa con él” ofreciendo información “como se ha venido haciendo apenas se la tenga”. Bien hecho.

Nelson Bocaranda Sardi/ @nelsonbocaranda

Lea los runrunes completos aquí