Harán concierto por el fin del mundo (AhOk)

El “Concierto para el fin de los tiempos” de la Orquesta Sinfónica de Dresden con músicos de México y Guatemala, que tendrá lugar el próximo día 21, coincidiendo con el final del calendario maya, que es interpretado por algunos como la llegada del apocalipsis, será retransmitido en directo a todo el mundo.

El concierto, que se celebrará en la capital del estado germano oriental alemán de Sajonia, será retransmitido en directo por internet por la emisora cultural de televisión Arte, así como dos cadenas de radio, anunciaron hoy desde la Orquesta Sinfónica de Dresden.

Añadieron que en pocos minutos se agotaron tras su puesta a la venta las 200 entradas exclusivas para ver en directo el concierto en el salón de actos de la Biblioteca Estatal de Sajonia, donde se guarda uno de los tres manuscritos mayas que contienen el famoso y controvertido calendario, el llamado “Codex Dresdensis”.

Durante el acto se hará una conexión en directo con México desde donde se sumarán al concierto la cantante maya Sara Curuchich y los músicos Gonzalo Ceja y Horacio Franco, que tocarán instrumentos tradicionales de ese pueblo precolombino.

La Orquesta Sinfónica de Dresden actuará a su vez desde las orillas del río Elba a las órdenes del mexicano José Areán, con los solistas también mexicanos Jesús Lara en la guitarra bajo y el percusionista Luis Miguel Costero, así como el solista alemán de guitarra Jens Legler.

Durante el concierto se interpretarán, entre otras, las obras “Sensemayá – Homenaje a Federico García lorca”, de Silvestre Revueltas, y “Lo neto es neta”, de Enrico Chapela, para conectar en directo con México poco antes de la medianoche.

“El 21 de diciembre de 2012 será el fin del mundo. Esotéricos y astrólogos anuncian catástrofes naturales de dimensiones desconocidas y se remiten al antiquísimo calendario maya”, escribe la Sinfónica de Dresde en su página web para anunciar el concierto.

Añade que “el Apocalipsis es solo una interpretación posible. Para los propios mayas el fin de un ciclo de calendario de 400 años no es más que un hito que marca el comienzo de una nueva era”.

En ese sentido destaca que el acto tiene como fin “unir en directo a la orquesta con México y actuar con una sola voz con el pueblo maya. Una fiesta para un cambio de los tiempos, en todo el mundo y conmovedora”.

EFE