En Brasil ya se acaba el mundo (Fotos de los extraterrestres)

Una cantidad inusual de turistas en busca de refugio o atraídos por la tradición esotérica, alteraron la rutina de Alto Paraíso (centro de Brasil), y obligaron a redoblar la vigilancia para recibir el 21 de diciembre, fecha marcada por la creencia extendida del supuesto “fin del mundo”.

“Aquí viven casi 7.000 habitantes, y estamos esperando hasta 10.000 personas más“, dijo a la AFP Alan Barbosa, alcalde de este municipio ubicado a 230 km al norte de Brasilia, en el estado de Goiás (centro).

Alto Paraíso, que vive de la agricultura y el turismo, es considerada como refugio seguro por quienes creen en catástrofes apocalípticas, las cuales se reactivaron con fuerza a raíz de la interpretación del 21 de diciembre, que marca el fin de un ciclo en el calendario maya, como el fin del mundo.

A 1.300 metros sobre el nivel del mar y muy alejado de la costa, el municipio se levanta sobre una placa de cristales de roca, principalmente quarzo, características que los místicos y esótericos asocian con una energía especial.

Dada la cantidad inusual de visitantes, entre ellos muchos extranjeros que, antes que un final, esperan el inicio de una era de cambios, la alcaldía tuvo que redoblar el número de policías y médicos.

AFP