Presidente del Banco Central de Ecuador renuncia tras admitir que falsificó su título universitario

El presidente del Banco Central de Ecuador (BCE), Pedro Delgado, renunció a sus funciones tras admitir que hace dos décadas falsificó su título universitario en Economía, lo que fue considerado por el mandatario Rafael Correa como un “grave daño” para su gobierno.

“Para no afectar más al proyecto político que lidera el presidente Rafael Correa, presento mi renuncia irrevocable al cargo encomendando al frente del Banco Central y a otras delegaciones a mí encomendadas”, dijo el miércoles por la noche Delgado, primo del mandatario, en una declaración por televisión.

Agregó que “lo hago precisamente porque debo reconocer, con hombría de bien, que cometí un error, gravísimo error, hace 22 años”, que entonces “tomé una decisión equivocada y, para alcanzar un objetivo académico, cometí una falta que hoy me está costando muy caro”.

“Verificamos que Pedro Delgado había presentado un título falso en el INCAE (Business School, una escuela de negocios de Costa Rica). Le ha hecho un grave daño a la Revolución”, expresó Correa el jueves a través de su cuenta en Twitter.

El presidente añadió que “quisiera reconocer ética del INCAE. No se prestó a juegos y solamente nos dio, con correspondiente autorización, a nosotros la información” y que “investigamos con seriedad, al igual que cada una de las mentiras anteriores, y en este caso resultó verdad”.

Delgado, titular del directorio del BCE desde noviembre de 2011 y también a cargo del manejo de empresas incautadas por el Estado ante deudas bancarias, ha sido acusado por sectores de oposición de supuestos actos irregulares, como intentos para triangular actividades financieras con Irán.

“Nada se comprobó porque todas fueron noticias fraguadas para lesionar la imagen de quien lidera esta revolución”, manifestó Delgado.

A pesar del “error”, el Ejecutivo salió el jueves en defensa de Delgado, cuya esposa es funcionaria del consulado ecuatoriano en Miami.

También por Twitter, el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, expresó que es “muy duro reconocer un grave error cometido años atrás. Mientras otros gozan la fiesta, asumir la vergüenza y consecuencias tiene su valor”.

“¿Confiar es delito? además de lo que Pedro Delgado ha declarado (asunto que sólo él conocía) ¿qué más se ha demostrado? cada uno debe asumir sus errores”, indicó.

El ministro de Exteriores Ricardo Patiño declaró a su vez por la misma red social que “la prensa corrupta sí dijo muchas mentiras sobre el accionar de Pedro Delgado. Eso está demostrado. Lo del título es un tema distinto”.

Empero recalcó que “en este gobierno no se permite este tipo de conductas”, refiriéndose al título falsificado de Delgado.