Rocío San Miguel: FANB: Un año con menos

El balance del 2012 para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no es saludable, habiendo sido una constante a todo lo largo del año la actividad política de los comandantes generales de componentes en favor del candidato a la reelección presidencial Hugo Chávez Frías; el empleo de instituciones educativas militares como centros de ideologización socialista, y el incremento de los planes de reequipamiento sin rendición de cuentas o auditabilidad, ejecutados desde la Vicepresidencia de la Republica y en la mayoría de los casos sin la conexión necesaria con los componentes de la Fuerza Armada Nacional.

Como octavo país importador de armamento a nivel mundial Venezuela finaliza el 2012 con una posición en gastos de armas que no se corresponde con la efectividad debida en el resguardo de la soberanía e integridad territorial de la Nación, como tampoco en la capacidad operativa de los sistemas, como lo revelarían los accidentes militares aéreos, muy lamentablemente, a todo lo largo de este año próximo a concluir.

Febrero estuvo signado con una declaración infame hacia la institución militar, sin precedentes en las democracias del continente y probablemente de las dictaduras. La afirmación del presidente Hugo Chávez: “La Fuerza Armada es chavista”, que marco el punto de no retorno en el desconocimiento de los postulados constitucionales referidos a la FANB por parte del Ejecutivo Nacional. Al tiempo que se anunciaba el crecimiento y fortalecimiento de la Milicia Bolivariana con 13 mil jóvenes estudiantes de la Unefa, que estaban siendo incorporados a este cuerpo armado al margen de la Ley, rechazado por los venezolanos el 2 de diciembre de 2007 ante la propuesta presidencial de reforma constitucional.

40 militares fallecieron a lo largo del 2012, en hechos vinculados al servicio, que van, desde accidentes en aeronaves militares, sobre los cuales nunca se conocen las causas, pasando por la destrucción de un destacamento de la Guardia Nacional por la explosión en Amuay. Un hecho que nunca debió de ocurrir, de haberse ubicado estas instalaciones fuera del perímetro de la Zona de Seguridad. También en 2012 fueron asesinados a sangre fría 2 efectivos militares en la frontera con Colombia, sin que hayan podido determinarse responsabilidades hasta la fecha.

Una ley de Control para la Defensa Integral del Espacio Aéreo fue aprobada en mayo de 2012 como respuesta del oficialismo a las acusaciones contra Venezuela en materia de narcotráfico. Sin embargo, al término del 2012 todavía se espera la elaboración por parte del Presidente de la República del reglamento que permitirá hacer efectiva la Ley para la interceptación, persuasión e inutilización de aeronaves vinculadas al narcotráfico.

Para colmo, cierra el 2012 con cientos de solicitudes de baja, sin precedentes en el desmantelamiento del anclaje institucional de la FANB. Un año más con menos. Triste balance para esta institución fundamental para el país.

[email protected]