Asamblea Nacional se convirtió en la “caja chica” del Ejecutivo

 

La Asamblea Nacional (AN) se convirtió en la “caja chica” del Ejecutivo, durante el 2012, puesto que aprobó 236 créditos adicionales que totalizaron 174 millardos de bolívares. Sumando esta cantidad a los 297 millardos de bolívares del gasto original, más los 30 millardos de bolívares que se aprobaron por la Ley de Endeudamiento Extraordinario, el Presupuesto de la año que está por terminar se ubicó en 501 millardos de bolívares.(Janet Yucra M)

Nunca un presupuesto había alcanzado tal monto y esto se debió a que el Ejecutivo acudió a las erogaciones extraordinarias para pagar deudas laborales y enfrentar las misiones sociales, entre ellas la Gran Misión Vivienda, en Amor Mayor, Hijos de Venezuela y las que ya venían otorgando a los más necesitados, como Mercal, Pdval y Barrio Adentro.

La cantidad del gasto “de inversión social”, como lo denomina el Psuv, fue rechazado en cada oportunidad por los diputados de la Mesa de la Unidad, por la “improvisación del gasto”, puesto que los parlamentarios sostienen que estos recursos pudieron preverse en el presupuesto ordinario.

Una de las quejas más constante de la MUD fue que las regiones fueron “discriminadas” por el Ejecutivo, porque hasta el 15 de diciembre, 6 gobernaciones en manos de opositores, no recibieron los recursos para pagar aguinaldos.

Balance negativo

En el balance del 2012, la AN salió “raspada”: De las 46 leyes que se propuso sancionar, solamente redactó 9. No obstante, uno de estos instrumentos, el de Defensa del Espacio Aéreo, fue de iniciativa legislativa. El resto fue por petición del Ejecutivo, como ocurrió con la Ley contra la delincuencia Organizada, la Ley de Endeudamiento Complementario, y las leyes de Presupuesto y Endeudamiento para el 2013.

La AN quedó en mora con la Ley para el Desarme y Control de Municiones, además de dejar en manos del Presidente Hugo Chávez la sanción, vía Habilitante, de la Ley Orgánica del Trabajo.