Dime de qué color te vistes y te diré cómo será tu navidad

 

 

¿Estás deprimida? No te pongas ropa de color azul. ¿Alguna dolencia? El verde es la mejor opción. ¿Te sientes débil o con cierta apatía? Nada más poderoso que un atuendo rojo. ¿Quieres lucir como una persona extrovertida?, el naranja no te dejará pasar inadvertida en estas fiesta navideñas…Aunque a muchos pueda resultarle extraño, la utilización de determinados colores en la ropa que elijamos, nos predispone a tener un estado de ánimo concreto. La influencia de los colores en nuestras prendas de vestir pueden mejorar o incluso perjudicar la armonía y balance de tu entorno, según los principios del Feng Shui. ¿ De qué manera’? Aquí lo revelamos con una teoría peculiar:  la cromoterapia.

De diarioinforme.com

Antes de hacer cualquier interpretación de los colores que lucirás en estas fechas, debes comprender que los colores individuales de las prendas, son solo partes de un todo; ya que cada prenda se interrelaciona con las demás. Todas las prendas de vestir deben ser interpretadas dentro de un contexto general que a su vez, es el que expresa un hecho concreto.

Es por ello, que antes de conocer qué expresa cada color, según los preceptos de la cromoterapia o la también llamada colorterapia, debes observar cuál es el color dominante que usarás, ya que en el se refleja el mensaje que la persona está tratando de comunicar. Partiendo de este punto se puede analizar la relación de los otros colores con el dominante a través de el lugar que ocupa la prenda y el tono, apunta el sitio web espaciotiempo.com.

Teniendo en cuenta que no todos los colores combinan entre sí, al vestirnos deberemos tener en cuenta este factor, procurando establecer una armonía entre los colores de las prendas que elegimos para vestirnos, simplemente porque ello influirá en nuestro cuerpo emocional, y es sabido que en dicho cuerpo se pueden originar tanto ideas creativas como destructivas.

También debemos recordar que las prendas interiores, se relacionan, con los deseos internos u ocultos de nuestra naturaleza, mientras que, las prendas exteriores se vinculan con la energía de aquello que deseamos atraer hacia nosotros. Los colores de las prendas de la cintura hacia arriba, se vincularán con los deseos y las necesidades emocionales, mientras que las prendas correspondientes a la parte inferior del cuerpo, se vincularán con las necesidades físicas y materiales.

Algunos estudios demuestran que en la mayoría de los casos sentimos el color, en lugar de únicamente verlos.

A continuación te mostraremos como influencian ciertos colores de tu ropa en tu estado de ánimo y además como puedes usarlos para mejorar situaciones de tu día a día, según sudbraya el portal creandotuestilo.com.

El Rojo. ¿Quieres atraer atención? El rojo es el color. Si lo que buscas en estas fiestas decembrinas es mantener la atención de otros hacia ti,  usa prendas o accesorios en tonos rojos. Da fuerza. Este color también transmite pasión y deseo sexual, por esto es un buen color para usar en una cita romántica. No necesariamente tienes que usar rojo de pies a cabeza, puedes usarlo en un bolso estilo sobre o en tus labios o esmalte de uñas. Debes tener cuidado porque el exceso de color rojo puede también ser asociado con la agresividad y el estrés,  además que con la estimulación del apetito, así que si quieres hacer dieta evita usar el rojo en exceso.

El naranja. Este es un color antidepresivo por excelencia, así que si estás algo nostálgica en estas fechas o simplemente estás en aquellos días de tu periodo o en los que te sientes baja de ánimo, no dudes en usar naranja en tu vestuario. Debes tener en cuenta el tono de tu piel, ya que es un color que lucirá muy bien en tono de piel cálido, pero fatal en tono de piel frío. Como beneficios el naranja te llena de optimismo y felicidad. Está asociado a la juventud, aumenta el optimismo y el apetito sexual. Es un color que invita a la socialización, no dudes en usarlo si quieres lucir como una persona extrovertida.

El Verde. Asociado con la naturaleza, el color verde es fuente de relajación y calma. Si te encuentras en alguno de esos días en los que te sientes agotada, con exceso de trabajo o simplemente agobiada por el ejetreo típico de las fechas navideñas y necesitas un descanso, usa el color verde en tu vestuario para crear armonía, calma, balance y alegría.  Evítalo si necesitas mucha energía para trabajar, ya que puede ser tan relajante que puede influenciar generando exceso de pasividad. Es recomendado en terapias paliativas de algunas dolencias

El Amarillo. Como el amanecer te llena de energía y vitalidad. Úsalo si estás en búsqueda de inspiración y energía positiva ya que es sinónimo en términos de la colorterapia de antimelancolía y tristeza.  Otros beneficios del color Amarillo es la estimulación de la concentración, la memoria y el sentir seguridad propia. Debes tener cuidado con el exceso de este color ya que puede reflejar superficialidad e hiperactividad.

El azul. Está asociado con la creatividad, la espiritualidad, la relajación y la seguridad al hablar y comunicarnos.  Al igual que el Amarillo es un color muy inspirador, sin embargo si te sientes triste o deprimida debes evitar usar prendas de este color.

El fucsia. Aunque es un color muy intenso, el color fucsia, es fuente de balance, y debes usarlo cuando quieres balancear tu estado de ánimo, al pasar tanto por un momento emocionalmente bajo como alto.  Trasmite alegría y paz y hace que las personas te perciban como un ser pacifico y amable. Si en tu trabajo quieres proyectar una imagen de amabilidad y además quieres que se te sea más fácil entablar buenas relaciones, usa con mayor frecuencia prendas de vestir en tono fucsia.

El rosado. Estudios han demostrado que el color rosa puede ser de gran ayuda para disminuir la agresividad y el estrés. Además se asocia con el romanticismo y la feminidad, así que para esta navidad no dudes en acudir al color excelencia de la coquetería. Si crees que actualmente proyectas una imagen un tanto agresiva, poco femenina o poco amable, trata de usar más a menudo prendas en tono rosa y notarás la diferencia.

El negro y blanco.  Estos son considerados colores neutros. El blanco transmite pureza, limpieza, transparencia y relajación.  Al ser combinado con otros colores ayuda a intensificar la fuerza y energía de estos otros. El negro es símbolo de sofisticación, y es ideal para usar cuando quieres proyectar seguridad en ti misma y autoridad.

Violeta. Disminuye la angustia y el miedo.

Deberemos ser objetivos en nuestros juicios con respecto a los colores que usan los demás y que los mismos no deben estar influenciados por nuestros propios gustos en cuánto a color se refiere; debemos separar la propia percepción emocional y física de nuestros colores preferidos de aquellos otros que estamos interpretando.