Mubarak se rompe tres costillas tras caerse en el baño de la cárcel

Foto: AFP

El expresidente egipcio Hosni Mubarak tiene tres costillas rotas tras caerse recientemente en el baño del hospital de la prisión de Tora, donde cumple una cadena perpetua, según la página web de la televisión estatal egipcia.
Según la televisión, que cita al asesor del Ministerio del Interior de Asuntos Penitenciarios, general Mohamed Ibrahim, se ha elaborado un informe sobre el estado de Mubarak con los resultados de los últimos rayos X que le han practicado, que será enviado a las Fiscalía General para que adopte las medidas oportunas.

En los próximos días, un comité médico visitará al expresidente para evaluar su estado de salud.

Hace dos días, Mubarak fue sometido a un TAC (Tomografía Axial Computerizada) en la cabeza en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Maadi, en El Cairo, y tras la prueba regresó a la cárcel de Tora.

La Administración Penitenciaria autorizó que el exmandatario saliera de la cárcel para recibir este tratamiento después de las contusiones sufridas tras caerse en el baño del hospital de Tora.

Dicha administración, dependiente del Ministerio del Interior, aprobó el traslado al no contar el hospital de la prisión con los medios necesarios para realizar el chequeo.

La salud de Mubarak ha sido continua noticia en Egipto desde la revolución, y en varias ocasiones se ha especulado con que el exmandatario estaba al borde la muerte.

La última fue en junio pasado cuando el expresidente ingresó en el centro médico de Maadi tras sufrir una trombosis cerebral, seguida de un ataque cardiaco.

En esa fecha circularon informaciones contradictorias sobre su estado de salud, y algunas apuntaron a que Mubarak había entrado en muerte clínica.

Tras determinar las autoridades que su salud había mejorado, el 16 de julio fue trasladado de nuevo a la prisión de Tora, donde cumple condena perpetua por su implicación en la muerte de manifestantes durante la revolución que lo desbancó del poder en febrero de 2011. EFE