Consternación por esta revisión corporal EXTREMA que realizó la policía a dos detenidas

Una mujer policía de Texas fue suspendida debido a la denuncia interpuesta por una “ilegal y humillante búsqueda de cavidad del cuerpo”, durante una parada de tráfico de rutina.

Según KVUE noticias, dos mujeres de Irving, Ángel Dobbs, de 38 años, y su sobrina, Ashley Dobbs, de 24 años, estaban manejando por la carretera 161 el 13 de julio, cuando fueron detenidos por policías estatales Helleson Kelley y David Farrell por presuntamente arrojar un cigarrillo por la ventana de su auto.

En las imágenes grabadas por el auto patrulla liberadas por las mujeres y sus abogados, Helleson se ve realizando una búsqueda exhaustiva en ambas cavidades de ambas mujeres.

Después de que la funcionaria terminara su trabajo se escucha a Ángel Dobbs en el video diciendo:

“Nunca me habían detenido, nunca me habían registrado así. Quiero decir, he sido totalmente violada allí hace unos minutos. Tuve un dedo en el ano y un dedo en mi vagina. Esto es embarazoso para mí”.

La oficial Helleson se justifica diciendo que le olía a marihuana y que ambas mujeres estaban “actuando raro”. En la búsqueda no se encontró nada y a las mujeres simplemente se les entregó una advertencia por botar basura, de acuerdo a la demanda.

Las dos mujeres demandaron a Helleson a su compañero Farrell y a Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública, en la Corte Federal de Distrito de EE.UU.

Fuente: Carscoop.