En Tiempo Real: Chavismo sin Chávez juega con candela por @carlosvalero08

Durante 14 años el gobierno conducido por Hugo Chávez hizo un esfuerzo por cuidar las formas “legales” de sus actuaciones. Desde el momento en que decidió convocar a una Asamblea Constituyente, hasta la reforma derrotada en el 2007 o la enmienda, para muchos convocada al margen de la Constitución porque debió esperarse otro periodo constitucional, las actuaciones estratégicas de la revolución han estado enmarcadas en una gelatinosa “legalidad revolucionaria”. Pretender que Maduro o cualquiera puede gobernar más allá del 10 de enero en caso de ausencia del. presidente, más que un acto inconstitucional, es una estupidez política que puede acarrear nefastas consecuencias para la paz social de nuestro atribulado país.

Qué supuestos subyacen en el argumento del grupo que apoya a Madura para afirmar que quien votó por Hugo Chávez el 7 de octubre, en realidad lo hacía por él y sus mentores políticos, los hermanos Castro?

Es altamente probable que en los cónclaves del partido de gobierno, con asesores. cubanos incluidos, hayan llegado a la conclusión de que tienen suficiente poder para obviar las consultas al soberano en el inicio del chavismo sin Chávez. Imagino los argumentos de unos señores enceguecidos tras las victorias del 7 de octubre y el 16 de diciembre: “camaradas esto es pan comido. La MUD la despachamos negociando con algunos de sus partidos, total, con tanto cargo que tenemos podemos tirar pa’ allá algunas migajas. Y al pueblo se ha demostrado que con propaganda, pan y circo lo mantenemos tranquilo, aún cuando vivan quejándose. Y el mundo militar, preguntó una de los avezados asesores. Tranquilo, de ellos se encargó el comandante Chávez, quien insistió siempre que debemos ideologizar al pueblo, a las fuerzas armadas y por lo menos a un tercio del clero para que la revolución sea irreversible”.

Creo que ellos están sobre estimando su fuerza y subestimando a la oposición. Por ejemplo, la misma revolución a sólo dos meses del 7 de octubre tuvo una merma electoral de casi 4 millones de votos en las elecciones del 16D. Se puede afirmar  que tanto la oposición como el gobierno perdieron votos en el proceso regional, pero  también es cierto que el PSUV diseñó la campaña de forma nacional y plesbicitaria, mientras que la oposición regionalizó su estrategia. Es decir, el 16 el gobierno  mandó a votar por Chávez y  sin Chávez  la cacareada maquinaria del gobierno no fue tan poderosa.

Lamentablemente para los planes del gobierno la oposición no está muerta ni en ella son mayoría los Ojeda o De Lima. El 16D quedó vivo un liderazgo y  casi la mitad del país que se opone a vivir en el siglo XVIII, sigue ahí. Ojalá y el chavismo sin Chávez no haya decidido hacer su debut en la historia venezolana dándole una patada a la mesa al violentar el derecho al voto borrando de un solo tajo nuestra Constitución.

Es el momento de confiar en las reservas democráticas de nuestras maltrechas instituciones pero sobre todo en el poder del pueblo movilizado. Creo que la inmadurez de los sucesores y su sed insaciable de poder los van a llevar a jugar irresponsablemente con candela. Se acercan momentos complejos, hoy más que nunca debería haber unidad en los sectores democráticos para que el país tenga una oferta alternativa al caos y la improvisación. El chavismo sin Chávez será fuerte en la medida que sustente sus actuaciones en el juego democrático, cosa que por sus primeras declaraciones pareciera querer obviar.

Carlos Valero

Les invito a seguirme en twitter a través de @Carlosvalero08