Carlos Vecchio insiste que presidente de la AN debe asumir si Chávez no lo hace

Foto: Prensa Voluntad Popular

A juicio del abogado y Responsable Político de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, si el 10 de enero el Presidente Hugo Chávez no puede juramentarse para su próximo período constitucional, la conducción del país debe ser asumida temporalmente por quien para ese momento ocupe la presidencia de la Asamblea Nacional (AN).

Así lo afirmó durante una rueda de prensa en la que acusó a los dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de manipular la Carta Magna para dirimir sus problemas internos de sucesión del poder, mientras mantienen al país en incertidumbre acerca de la salud del Presidente Chávez.

“Aquí no se puede andar interpretando la Constitución para solucionar el problema de la sucesión del poder dentro del PSUV, porque este es un problema que afecta a todos los venezolanos y es irresponsable la manipulación que se ha hecho de estas interpretaciones de la Constitución, y sobre todo la posición que ha asumido la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, denunció Vecchio.

Defendió que la fecha del 10 de enero establecida por el artículo 231 de la Constitución marca el fin de un período constitucional y el inicio de uno nuevo. “No es como dice la procuradora general de la República, Cilia Flores, que es un mero formalismo. No, sino que vence un período constitucional y se inicia otro (…) La propia Constitución lo deja claro, pero también lo dijo el Tribunal Supremo de Justicia el 5 de abril del 2001, cuando le dio la ñapa en el 2006 con siete meses adicionales al Presidente (…)  La Sala Constitucional en ese momento dijo: ‘no es posible mantener otra fecha porque si no habría que enmendar la Constitución, habría que modificarla, y por eso la fecha del 10 de enero es inamovible’”.

Basado en dicho argumento, Vecchio rechazó que el actual vicepresidente Nicolás Maduro sea quien asuma la Presidencia de la República en caso de que Hugo Chávez no pueda hacerlo en la fecha indicada.

“El vicepresidente Nicolás Maduro deja de estar en funciones el 10 de enero del 2013. Ya ese período y quienes forman parte de ese gabinete dejan de estar en funciones (…) De manera que el 10 de enero debe asumir el Presidente electo o en su defecto el presidente de la Asamblea Nacional. Si el 5 de enero es ratificado Diosdado Cabello como presidente en la junta directiva de la AN, será Diosdado Cabello entonces”.

Argumentó que la Constitución establece que cuando ocurre una ausencia absoluta antes de la toma de posesión, quien debe asumir es el presidente de la AN, entonces “si el presidente de la Asamblea Nacional puede lo más, es decir, cuando existe una ausencia absoluta, quiere decir que puede lo menos que es cuando existe una ausencia tan temporal del Presidente cuando no puede venir a la toma de posesión”.

Agregó que lo más importante de fondo en este asunto es la sucesión del poder, “quién está en el poder, y quién conduce al país en este momento de incertidumbre y confusión, por eso creemos que en este momento se debe buscar  a la persona que tenga mayor legitimidad en caso de ausencia absoluta, que ha de ser el presidente de la AN, que al menos fue electo por el voto popular, y no así el vicepresidente de la República”.

Vecchio también aclaró que el hecho de que el Presidente Hugo Chávez no se presente el 10 de enero para juramentarse, no quiere decir que pierda su condición de Presidente electo. “Sólo cuando ocurre la ausencia absoluta declarada por renuncia, muerte, o incapacidad física o mental, es que puede entonces convocarse a elecciones. Pero en el supuesto que estamos hoy manejando, si vuelve el 10 de enero, perfectamente puede asumir como presidente, pero mientras tanto debe encargarse el presidente de la AN”.

Informaciones contradictorias 

El Responsable Político de Voluntad Popular también se refirió a la poca, y “en muchos casos contradictoria información” que se ha proporcionado desde el Ejecutivo Nacional acerca de la salud del Primer Mandatario Nacional, por lo que solicitó la designación de una comisión de diputados y de una junta médica que diga la verdad a los venezolanos.

“Vimos cómo el 24 de diciembre, cerca de las cinco de la tarde el ministro (Ernesto) Villegas nos decía que el Presidente estaba en reposo absoluto y que había tenía apenas una ligera mejoría, y cinco horas después, a las 10 de la noche, nos anuncia el vicepresidente de la República que el Presidente está hablando y está haciendo ejercicios (…) Alguien está mintiendo, o miente el ministro Villegas o miente el vicepresidente de la República”, increpó Vecchio.

“Esta información es contradictoria y se juega irrespetando a los venezolanos en un tema tan delicado como lo es la salud del Presidente. Y lo que es peor, es que se hace desde un país extranjero, y sabemos que Cuba tiene intereses en Venezuela y en cómo se maneja el poder en el país. Es decir, los venezolanos no estamos contando con información veraz y oportuna como lo establece nuestra Constitución”, agregó.

Vecchio propuso la designación de una comisión compuesta por diputados de oposición y oficialismo, que viaje a Cuba a entrevistarse con el equipo médico para conocer las condiciones del Presidente Chávez para poder ejercer un nuevo período constitucional, e incluso, si es posible, hablar con el propio Mandatario Nacional.

“Esto es una decisión política que frente a estas circunstancias, creemos que es la mejor vía de darle transparencia a los venezolanos”, defendió.

También ratificó la solicitud que Voluntad Popular hizo el año pasado, cuando introdujo un recurso ante la Sala Plena del TSJ para que se nombrara una junta médica compuesta por galenos venezolanos que evalúen la condición física y mental de Hugo Chávez para ejercer la Presidencia de la República.

“Estas dos medidas están en las manos del Gobierno. Si el Gobierno de verdad quiere hablarle al país con responsabilidad le pedimos que acepte estas dos propuestas. Son dos mecanismos constitucionales, legales que le van a permitir a los venezolanos, tener claridad sobre la salud del Presidente que es un tema que afecta a todos los venezolanos, porque lo que ocurra allí va a tener efectos en nuestra vida, y en nuestra conducción política”, enfatizó.

Finalmente, Vecchio acusó al Gobierno de mantener en confidencialidad la información con el objeto de sacarle provecho propio en caso de que se convoquen nuevas elecciones ante una falta absoluta del Presidente Chávez.

Prensa Voluntad Popular