Expertos aseguran que Chávez no puede extender su mandato más allá del periodo para el cual fue electo


Foto: Reuters

Según el análisis de los integrantes de Un Estado de Derecho –organización integrante de Monitor Legislativo- ni el Presidente de la República, ni su Vicepresidente Ejecutivo, pueden extender su mandato más allá del periodo para el cual fue electo.

Por tal motivo es que, solo cuando el Presidente electo no pueda tomar posesión, es que desde entonces, el 10 de enero del inicio del periodo constitucional, y hasta que el nuevo presidente que se elija tome posesión, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional.
En el caso venezolano actual, si se da la falta absoluta de Hugo Chavez y no puede tomar posesión del nuevo mandato presidencial el 10 de enero de 2013, mientras se convocan elecciones para elegir un nuevo presidente, desde ese día, 10 de enero de 2013 sería el encargado de la presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional. Hasta ese día, 10 de enero de 2013, se encargaría de la presidencia el Vicepresidente designado.

En Venezuela, la figura de la falta, absoluta o temporal, del Presidente de la República está regulada en el artículo 233 de la Constitución. Dicha disposición establece:

“Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

 Si la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva.

Son seis las causales que establece la mencionada disposición para que se verifique la falta absoluta, basta con que alguna se cumpla para que se produzca la falta absoluta. Las causales son: (i) muerte; (ii) renuncia; (iii) destitución del cargo decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; (iv) declaratoria de incapacidad física o mental permanente, certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y aprobada por la Asamblea Nacional; (v) abandono del cargo; (vi) revocatoria del cargo por mandato popular.

Por otra parte, en el artículo se regulan tres supuestos: (1) falta absoluta del Presidente en ejercicio de sus funciones durante los primeros cuatro años; (2) falta absoluta del Presidente en ejercicio de sus funciones durante los últimos dos años; (3) falta absoluta del Presidente electo.

Los dos supuestos iniciales son sencillos, pues ante la falta absoluta del Presidente en ejercicio de sus funciones, el Vicepresidente por el designado se queda en el ejercicio de la presidencia. Si ocurrió durante los primeros cuatro años, mientras se hace una nueva elección en el plazo de 30 días. Si ocurrió en los últimos dos años, hasta que termine el periodo, es decir, hasta que asuma el nuevo presidente electo en los comicios previstos normalmente.

Cuando se trata del Presidente electo el que incurre en falta absoluta antes de la toma de posesión, entonces el régimen es diferente, porque ya el presidente anterior tiene vencido el periodo a partir del ese día, que según la Constitución es el 10 de enero del primer año del periodo presidencial (artículo 231). Es allí, y solo allí, que ocuparía el cargo de la Presidencia el Presidente de la Asamblea Nacional hasta tanto se realicen las nuevas elecciones presidenciales.