Cenizas de volcán de Nicaragua alcanzan costas de El Salvador

EFE

La nube de cenizas y gases emanadas por el volcán San Cristóbal, en el noroeste de Nicaragua, llegaba este viernes al océano Pacífico y a las costas de El Salvador por acción del viento, informaron los expertos.

Las explosiones pequeñas y moderadas continúan con emanación de “gran cantidad de gases y cenizas” y por acción del viento “la pluma volcánica se extiende hasta el océano Pacífico alcanzando inclusive las costas de El Salvador”, según el último reporte del Instituto de Estudios Territoriales (Ineter).

El nivel de emisiones de dióxido de azufre se ha incrementado en un 200% y el comportamiento del coloso, de 1.745 metros de altura, “sugiere” que continuará la actividad eruptiva con expulsión de material volcánico “sostenida” sin descartar explosiones de mayor magnitud, añadió.

La directora del Ineter, Martha Ruiz, junto a autoridades de Salud y la Defensa Civil, advirtió que las poblaciones vecinas al San Cristóbal afectadas por las emanaciones desde el martes están “en riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias, irritaciones de la piel y los ojos”.

La ministra de Salud, Sonia Castro, instó a la población a usar mascarillas o paños húmedos, lentes, camisas manga largas y gorras para proteger los ojos, la piel y el cuero cabelludo de las emanaciones del volcán.

El gobierno, que mantiene una alerta amarilla en la zona, anuncio el envío de “ayuda humanitaria” a las comunidades afectadas, como colirios, antialérgicos y artículos de higiene.

La portavoz del gobierno y primera dama, Rosario Murillo, estimó que unas 400 personas están en albergues o casas de familiares, pero lamentó que todavía “hay resistencia a dejar las viviendas” por los pobladores que viven en las faldas del coloso.

Se estima que unas 1.500 personas habitan en comarcas asentadas en el perímetro del volcán, que en septiembre también registró una actividad semejante.

Una nube de polvo cubre los poblados cercanos al volcán. Aeronáutica civil pidió a la aviación nacional e internacional no sobrevolar la zona del volcán, en tanto que la policía llamó a conductores a reducir la velocidad a 40 km/h por escasa visibilidad y detenerse en caso que la expulsión de arena sea copiosa.

AFP