Damián Prat C.: Quien primero habló de hacer nuevas elecciones fue Chávez

Poco a poco, Diosdado Cabello, connotado jefe de uno de varios grupos de derecha dentro del chavismo ha ido construyendo un “enemigo” inventado, a propósito de la posible “situación sobrevenida” del próximo 10 de enero. Ese enemigo construido artificialmente, es, como siempre, la oposición democrática. “La oposición anda enloquecida queriendo hacer nuevas elecciones presidenciales, porque la derecha interpreta como le da la gana las leyes”. Esas fueron, palabras más, palabras menos, su más reciente intervención.

En realidad, como todos recordamos, fue el presidente Hugo Chávez quien recordó y reafirmó la norma constitucional de hacer nuevas elecciones presidenciales en la recordada “cadena” del sábado 8 de diciembre pasado: “si se presentara alguna circunstancia sobrevenida, así dice la Constitución, que a mí me inhabilite (…) para asumir el nuevo período para el cual fui electo por ustedes (…) en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales”. Y de inmediato propuso a sus partidarios que eligieran como presidente a Nicolás Maduro.

Y es que en efecto, como lo advirtió Chávez la Constitución establece una norma para los casos que un presidente electo no esté en posibilidad de asumir el mandato el 10 de enero de su primer año del período para el cual fue electo. Y esa norma es convocar nuevas elecciones presidenciales. No es una interpretación caprichosa de nadie. Así está escrito. Seguramente Chávez lo recordó para enfatizar como lo hizo (“mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total…”) su voluntad de que el candidato del PSUV fuera Nicolás Maduro y no otro.

¿Qué ha hecho la Mesa de Unidad (MUD), eje central de coordinación de la oposición democrática venezolana? ¿Qué han hecho sus dirigentes? Varias cosas y entre ellas: 1. Hacer votos porque el presidente Chávez recupere su salud. Sin dejar de ser opositores rotundos de su gobierno, le desean el bien como ser humano. Votar a favor del permiso parlamentario para el viaje. 2. Ser prudentes y no adelantarse a nada. Menos que menos jugar “posición adelantada”. 3. En privado, y eso es clave, ir tomando las medidas para cualquier escenario de modo que, como dijo Ramón Guillermo Aveledo, “ninguna gripe nos agarre sin pañuelo”. 4. Reclamar la falta de información clara y transparente acerca de la situación de salud del Presidente y en especial la falta de un informe médico.

A los jerarcas del PSUV, y en entre ellos a Cabello, sin dudas, no le hace gracia esa actitud inteligente de la MUD. Por eso inventaron una pelea por la fecha del 10 de enero. Quizás también como parte de sus luchas internas por el poder pero sobre todo para crear una oposición a la medida de sus deseos. Pasado el 16 D, logrados los votos, ya no rezan ni hacen misas. ¡Cómo se ve que no eran sinceros y sólo buscaban votos! Pero igual, necesitan decirles a sus votantes que “la oposición es mala y no les duele la salud de Chávez”. Justo lo que muchos de ellos han hecho, justo lo contrario de lo que la MUD y sus líderes -entre ellos Capriles- han hecho, pero igual lo inventan.

TIP 1: Lecturas recomendadas: El artículo de Thaelman Urguelles (El Diario de Caracas): “Resurrección, la de Henrique Capriles Radonski”. El artículo del padre Luis Ugalde (El Nacional y Correo del Caroní) “Peor el remedio”. El artículo de Tulio Hernández (El Nacional): “Ni tanto ni tan poco”. La columna de Argelia Ríos (El Universal) “No fueron solo los abstencionistas”.

TIP 2: Libertad para los presos políticos. Qué falta de humanidad la de esta dirigencia gubernamental. El trato infamante a presos como Iván Simonovis y María Lourdes Afiuni es una vergüenza. Los casos de presos sin juicio o con juicio interminable. Las venganzas. Las injusticias.

[email protected]

@damianprat (en Twitter)